Prisión para el dueño de un bar detenido por intentar violar a una empleada

bar Miami calle Río Castro
|

La jueza de Instrucción 2 y Violencia de Género ordenó ayer el ingreso en prisión provisional del titular del  café bar Miami, ubicado en la calle Río Castro de Ferrol, como presunto autor de una tentativa de violación a una empleada suya, así como de haber atentado contra agentes de la Policía Local. Se trata de un hombre de gran complexión que responde a las iniciales J.M.L.L., tiene 44 años y es vecino de Narón. Según la información recogida al respecto, también trabajó o trabaja como portero de discoteca y practica el “full contact”.
Los hechos que se le atribuyen ocurrieron en la madrugada del pasado miércoles. Un vecino del Inferniño alertó a la Policía Local de Ferrol sobre las 5.30 horas de que había escuchado unos gritos que creía que procedían del café bar Miami.
Al lugar se desplazaron dos patrullas, que observaron que la verja del establecimiento en cuestión estaba bajada y las luces apagadas, pero el vecino insistió en que había oído unos gritos que no le gustaban nada, por lo que los policías levantaron la persiana metálica, que no estaba cerrada, y accedieron al local.Una vez dentro se encontraron al ahora encarcelado agarrando a una mujer por la garganta y tapándole la boca. Estaban al fondo del local y los dos tenían los pantalones medio bajados.
Al parecer, en un primer momento el hombre no quería soltar a la chica, si bien después accedió a los requerimientos de los cuatro policías pero cogió un cuchillo de considerables dimensiones y se enfrentó a ellos. Una vez desarmado siguió intentando golpear a los agentes, por lo que al final tuvo que ser reducido y esposado.
El detenido presentaba lesiones en la boca fruto del forcejeo  con la mujer, que era empleada suya y con la que anteriormente había tenido una relación sentimental.
Al parecer, la víctima trató de defenderse e incluso llegó a coger el cuchillo con el que después el imputado se encaró a los agentes, pero el agresor tenía mucha más fuerza.
Una vez arrestado, J.M.L.L. fue trasladado a Urgencias del Complejo Hospitario Universitario de Ferrol (CHUF) para ser asistido de las lesiones que presentaba, mientras que la joven –tiene 26 años y es vecina de Ferrol– fue atendida en el Punto de Atención Continuada (PAC).
Tras su paso por la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía para la realización de las oportunas gestiones, el detenido pasó a disposición judicial ayer al mediodía y lo hizo en dos juzgados diferentes. En el de Instrucción número 1, en funciones de guardia esta semana, por el presunto delito de atentado a agentes de la autoridad policial, y en el de Instrucción número 2 y Violencia de Género, por la supuesta tentativa de violación.
Según la información recogida al respecto por este periódico, el hecho de que el detenido y la víctima estuviesen en el local a esas horas de la madrugada es debido a que, tras cerrar el establecimiento, se quedaron un rato dentro con unos amigos que después de marcharon.
J.M.L.L. fue trasladado a la prisión de Teixeiro a primeras horas de la tarde de ayer.

Prisión para el dueño de un bar detenido por intentar violar a una empleada