Crece un 69% la contratación en Ferrol de personas con diversidad funcional

Los Centros Especiales de Empleo proveen de valiosa experiencia laboral de cara a lograr un empleo en empresas ordinarias | ulises ruíz
|

El número de contrataciones de personas con diversidad funcional experimentó un notable crecimiento en la ciudad naval durante el último trimestre, según los datos comparados de los informes mensuales del Observatorio de la Ocupación de la provincia de A Coruña. En Ferrol, de las 23 contrataciones en mayo se pasó a 43 en junio (86,96%) y a 73 en julio (69,77%).
Estas cifras no son compartidas por los municipios vecinos de la comarca, principalmente por la diferencia existente en la densidad poblacional. Narón, que en la actualidad cuenta con más de la mitad de habitantes que Ferrol, experimentó durante los últimos meses una ligera caída, pasando de las 32 contrataciones en mayo a 28 en junio (-12,5%) y 25 en julio (-10,71%). Fene, por su parte, tuvo un gran crecimiento al inicio del período –de ocho a trece, un 62,5%–, con un pequeño descenso durante el último mes –11 contrataciones, una caída del 15,38%–. Las cifras para Neda son un tanto engañosas, dado que en mayo no hubo ningún nuevo empleo, por lo que no se puede calcular el incremento respecto a los 5 contratos de junio, que descendieron en una unidad con la llegada de julio (-20%).
Estos resultados, no obstante, contrastan mucho con el número de desempleados en este colectivo. Las cifras de parados son muy superiores a las de las contrataciones, además de invertir en muchos de los casos las tendencias negativas de los municipios de la comarca. De este modo, Ferrol mostró un incremento del 4,97% entre mayo y junio –de 362 a 380– y un descenso del 5,79% en julio (358 desempleados). Fene, por su parte, mantuvo durante todo el trimestre una caída generalizada de entre un 3 y un 7%, Narón de un 1% –entre los dos primeros meses no hubo variación– y Neda de un 7,14% –sin cambios entre junio y julio–.
Mejorar la contratación de personas con diversidad funcional es una de las grandes asignaturas pendientes de las Administraciones de todo el país. A pesar de existir programas estatales específicos, existe una gran mayoría de compañías que únicamente intentan cubrir el cupo establecido por la Ley. En oposición a esta falta de interés están los conocidos como Centros Especiales de Empleo (CEE), empresas nacidas con el objetivo de fomentar la integración de personas con diversidad funcional en compañías ordinarias mediante la adquisición de experiencia y los convenios con subrogación. Estas compañías tienen unas características muy particulares –como que al menos el 70% de los empleados tengan una discapacidad del 33% o superior–, además de ofrecer servicios concretos a otras empresas, actuando como proveedores terciarios.
Esta clase de entidades no solo ofrecen una oportunidad real de integración tanto a empresas como a empleados, sino que además proveen un bagaje esencial para la inserción en el mundo laboral. No son pocas las compañías que requieren un mínimo de experiencia en su campo para acceder a los puestos –la cual es imposible conseguir sin una contratación previa–, por lo que dar pie a estas personas para que la adquieran resulta mucho más efectivo que limitarse a establecer cuotas mínimas a nivel estatal. La auténtica integración parte de la ausencia de discriminación, incluso de aquella positiva.
En este sentido podrían destacarse iniciativas como las tiendas For & From, del grupo Inditex. Estos establecimientos están gestionados por entidades como la Confederación Galega de Persoas con Discapacidades (Cogami), ofreciendo una oportunidad laboral a estas personas. l

Crece un 69% la contratación en Ferrol de personas con diversidad funcional