La CE aclara que su respuesta sobre el dique flotante no será vinculante

Presidente de la SEPI se reune con los Alcaldes de la zona en el ayuntamiento de Ferrol
|

La oficina de prensa del comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, aclaró ayer a este diario que la consulta “interpretativa” que ha realizado el Gobierno español sobre la posibilidad de construir en la ría de Ferrol un dique flotante no está sujeta a plazos fijos de respuesta ni tampoco concluye con una decisión jurídicamente vinculante, como ocurriría en otro tipo de procesos como la notificación formal de una ayuda de Estado. En estos momentos, según las mismas fuentes, la Comisión Europea espera a que Madrid presente algunas aclaraciones e informaciones adicionales que han sido solicitadas desde Bruselas. Una vez que obren en su poder, se tratará de responder a la mayor brevedad.
La información facilitada desde la Dirección General de Competencia contradice lo que se ha mantenido por parte de la SEPI. Como se recordará, el presidente del holding público, Ramón Aguirre, se mostró muy reticente a tramitar la consulta formal ante la Unión Europea advirtiendo de que, si la respuesta era negativa, esto implicaría el adiós definitivo al proyecto. De hecho, la SEPI no cumplió con ese compromiso inicialmente, amparándose en una pregunta informal, y en enero tiró la toalla, tras más de siete meses de trabajo de las comisiones técnicas que habrían de analizar el proyecto, asegurando que el veto y la falta de financiación lo impedían. Fue necesario seguir presionando para que en marzo, dos meses después, Aguirre volviera a sentarse con los alcaldes de la comarca y los comités de empresa y se comprometiese a presentar la consulta formal.
A estas alturas, únicamente ha trascendido que está presentada y el Gobierno se ha limitado a aclarar, en respuesta a la socialista Paloma Rodríguez, que su contenido tiene carácter de “secreto comercial” porque afecta a un proyecto de inversión de la empresa Navantia. También se ha informado de cuáles son las condiciones para que Europa levante las restricciones que, supuestamente, impedirían su construcción. Se trata de la existencia de hechos nuevos relevantes y de naturaleza excepcional, concretamente, que exista un alto nivel de desempleo, que se haya producido una intensa destrucción del tejido industrial y que se haya incrementado en la zona el número de personas por debajo del umbral de la pobreza, todo ello sumado a que existan restricciones de fondos públicos.
En la asamblea de trabajadores de ayer se volvió a subrayar que, evidentemente, Ferrol cumple todas esas condiciones y se criticó también el hecho de que Navantia descarte en su documento de futuro el dique flotante y hable únicamente de potenciar las reparaciones de yates y cruceros, un área de especialización que corresponde a los astilleros de Cádiz. Cabe recordar que carenas en la ría sigue dando beneficios, una situación que contrasta con las pérdidas de Cartagena y Cádiz, especialmente abultadas en este último centro productivo, por lo que los comités de Ferrol y Fene defienden que se potencie esta división y se aumente su capacidad, que solo toca techo por la limitación de sus instalaciones y no por la falta de mercado.
Según aseguró ayer Ignacio Naveiras, “aquí se pode facer en 2014 todo o que nos poñan nas gradas en construción civil”, puesto que el límite del 20% se contabiliza con respecto a la facturación de los últimos tres años en militar, que fue lo suficientemente abultada. n

La CE aclara que su respuesta sobre el dique flotante no será vinculante