El mal tiempo dificulta la búsqueda de un vecino de San Sadurniño

El operativo de búsqueda, ayer en las inmediaciones de la vivienda del hombre | emilio cortizas
|

La búsqueda de un vecino de San Sadurniño desaparecido el pasado domingo se ha visto dificultada por las malas condiciones climatológicas. De acuerdo a los informes periódicos de la Guardia Civil y del propio Ayuntamiento, la inestabilidad en los vientos y las lluvias esporádicas impideron temporalmente el uso de los drones de vigilancia de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) y el apoyo aéreo de los cuerpos de seguridad tuvo que ser limitado a las primeras horas de la tarde.
Ramiro Vega Díaz, habitante del lugar da Casatellada de 81 años de edad, fue visto por última vez por sus familiares durante la mañana del domingo, cuando salió de su casa para cuidar del ganado. Pasado el mediodía, tras ver que el hombre no regresaba a casa y comprobar que no estaba en ninguna de las zonas que solía regentar, se denunció su desaparición y se inició el dispositivo de búsqueda. En las labores se encuentran ayudando efectivos de la Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil de Narón y Pontedeume, varias docenas de vecinos y dos guías y tres perros de Cans de Salvamento de Galicia (Casaga). Durante todo el domingo se rastrearon las áreas aledañas a la vivienda de Ramiro, cercana a Igrexafeita; sin embargo las lluvias y la dificultad orográfica de la zona –la vivienda está situada junto a una gran pendiente completamente cubierta de árboles y maleza por la que es extremadamente complicado penetrar– ralentizaron la búsqueda, que con la caída de la noche fue cancelada hasta el día siguiente. Incluso dos cazadores locales trataron de sujetar un dispositivo de geolocalización al perro del hombre con la esperanza de que ayudase a encontrarlo, pero finalmente la idea no funcionó.
A las siete y media de la mañana de ayer se reinició la búsqueda. La Guardia Civil envió una unidad cinológica desde Asturias para ayudar en la búsqueda y, a pesar de que durante las primeras horas el mal tiempo evitó el uso de apoyo aéreo, con la llegada de la tarde se pudo efectuar una búsqueda de más de hora y media por parte del helicóptero de vigilancia de la Guardia Civil, así como drones de la Axencia Galega de Emerxencias equipados con cámaras infrarrojas. Durante la tarde se contó una vez más con la ayuda de Casaga y más cincuenta vecinos que prosiguen rastreando la zona. Al cierre de esta edición el vecino continúa en paradero desconocido. l

El mal tiempo dificulta la búsqueda de un vecino de San Sadurniño