Feijóo asegura que el propósito del PPdeG es “obedecer” a lo “que Galicia manda”

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, saluda a los asistentes en la clausura de la Interparlamentaria de su formación | xoán rey (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fue el encargado de clausurar ayer la jornada interparlamentaria organizada por el PPdeG en Santiago de Compostela, donde señaló que el propósito de su partido consiste en que “lo que Galicia manda, el PPdeG obedece”.
“Ese es nuestro compromiso: obedecer con lo que Galicia pide, con lo que Galicia manda y con lo que Galicia demanda”, insistió Núñez Feijóo ante sus compañeros de partido, que también subrayó la importancia de que los cargos electos del partido trasladen a las instituciones la voz de la ciudadanía en la calle.
“Tenemos que escuchar a los gallegos en los comercios, en los bares, en los barrios”, apuntó el presidente gallego durante su intervención, para elevar sus demandas a las instituciones y “traducir esas inquietudes en propuestas útiles” para el día a día.

Feijóo, que comenzó su discurso con un sentido reconocimiento a la figura del recientemente fallecido Pablo Carollo, quien era presidente de Novas Xeracións en la provincia de Pontevedra, defendió en su intervención que el PPdeG ofrece para Galicia un proyecto “coherente” y “consecuente”, cuyo “compromiso básico” está en las libertades y derechos de los individuos.

“Sentidiño”
Así pues, el presidente del PPdeG valoró el esfuerzo de los populares por llevar a las distintas Cámaras legislativas “el sentimiento y el sentidiño de los gallegos”, que conjugan a la vez la vehemencia en la defensa de los derechos con la razón y el “no dejarse llevar por la demagogia” y la “mecha corta”.

El titular de la Xunta también quiso enfatizar el trabajo parlamentario en la única Cámara del estado que goza de una mayoría absoluta y que sirve como “garante de la estabilidad institucional” y del “autogobierno”.
De esta forma, Núñez Feijóo realizó en su discurso una encendida defensa de la estabilidad institucional como pilar básico de gobierno, puesto que permite –aseguró– generar empleo, consolidar la economía, captar inversiones, reforzar el Estado de bienestar e incrementar las oportunidades.
El mandatario autonómico advirtió además que el voto por el PPdeG es el “voto por la estabilidad de Galicia”, que apoya a “gente de una enorme responsabilidad” y “respeto” por las instituciones españolas, y también consideró que la ciudadanía es consciente de ello.

“Galicia dijo que no a los profetas del no y dijo que sí a los que estamos comprometidos con el sí”, declaró Núñez Feijóo, que se mostró partidario de reformar aquello que no funciona bien y se marcó como meta para el futuro conseguir el voto de aquellos que nunca han votado al PP.

“Hacer las cosas bien”
Mientras otros partidos están “ocupados aplaudiéndose a si mismos, rumiando las encuestas que le dan bien y despreciando aquellas encuestas que no le dan tan bien”, refirió, el PPdeG está trabajando para “seguir haciendo las cosas bien” y no cometer errores en el futuro.


“La Galicia del futuro no se construye tuiteando, la Galicia del futuro se construye proponiendo, reflexionando y aprendiendo”, razonó el jefe del Gobierno gallego, que expresó su intención de ser recordado por sus hechos y no por sus palabras.

Balance
A este respecto, quiso hacer balance de sus años de gobierno, de los que destacó los cuatro años consecutivos de crecimiento económico, el saneamiento de las cuentas públicas, el récord de exportaciones o de turistas, las mejoras en sanidad o educación o los distintos avances en infraestructuras, según su relato.
“Después de todos estos años”, concluyó Feijóo, los populares gallegos pueden “ir por la calle y no negarle la mano a nadie”, puesto que cuentan con el beneplácito de una sociedad satisfecha con su gestión.
Pese a ello, finalizó su discurso con un llamamiento a no caer en la autocomplacencia al sentenciar lo siguiente: “Nunca pensemos en lo que hemos hecho. Pensemos en lo que nos queda por hacer”.

Feijóo asegura que el propósito del PPdeG es “obedecer” a lo “que Galicia manda”