La fragata “Méndez Núñez” parte para dirigir la agrupación naval de la OTAN

acto de despedida de la Méndez Núñez
|

Con un tiempo tan invernal como el que hace cinco meses dejó en Ferrol la fragata “Álvaro de Bazán” cuando partió para mandar la agrupación naval de la OTAN, se echó ayer a la mar la F-104, “Méndez Núñez”, que se encargará de relevar a su antecesora en aguas del mar del Norte, en el mes de mayo, para permanecer fuera de su base cinco meses.
La ceremonia de despedida, a la que acudieron muchos familiares de la dotación, tuvo lugar bajo una intensa lluvia en el muelle número 3 del Arsenal y estuvo presidida por el Comandante de la 31ª Escuadrilla de Escoltas, capitán de navío Rubén Rodríguez Peña.
La llegada a Copenhague de la “Méndez Núñez” está prevista para el próximo jueves, 26 de mayo, cuando comenzarán dos jornadas repletas de reuniones operativas con el buque español que se encuentra ahora en su puesto, hasta que se produzca el relevo el sábado 28 de mayo.
Hasta octubre, cuando está programado su regreso, operará sobre todo en el mar del Norte y en el mar Báltico, donde realizará ejercicios multinacionales de alta intensidad y visibilidad, como el “USA Baltops 16” o la actuación antisubmarina “Dynamic Mongoose”.
Antes de partir, el comandante de la “Méndez Núñez”, capitán de fragata Francisco José Asensi Pérez, explicó que se llevarán a cabo labores de “guerra antiaérea y coordinación aérea”, aunque también podrán desarrollar otro tipo de cometidos relacionados con seguridad marítima. Apuntó, asimismo, que la “Álvaro de Bazán” ha participado en numerosos ejercicios que han demostrado la “cohesión y solidaridad de la alianza”.
En la “Méndez Núñez” partieron, además de su dotación, efectivos del equipo operativo de seguridad y de la unidad aérea embarcada, que se hace cargo del helicóptero “Bravo”.
Una vez termine su periodo de estancia en la agrupación de la OTAN, será relevada por la “Almirante Juan de Borbón” , tercera y última embarcación española que estará al mando de la SNMG-1 en este año.
Por su parte la “Álvaro de Bazán” partió el 16 de diciembre y acaba de celebrar los 100 días desde que, como recuerdan en su bitácora, “izamos en el tope del palo de nuestra fragata, la bandera de la OTAN y comenzamos nuestra aventura en la SNMG-1”. En solo dos semanas se espera que puedan regresar a su base ferrolana, tras cinco meses de ausencia.

La fragata “Méndez Núñez” parte para dirigir la agrupación naval de la OTAN