Poligal asegura que inicia un período de recuperación con nuevos pedidos

Copia de Diario de Ferrol-2014-03-25-004-f463e03f
|

La fábrica de polipropileno Poligal está experiementando “un avance significativo hacia la recuperación” tras la aplicación de un ERE que implicó el despido, en diciembre pasado, de 34 trabajadores. La compañía anuncia en un comunicado que se han duplicado los pedidos de película metalizada con respecto a los tres últimos ejercicios y que las ventas han crecido un 15%, condiciones que “apuntalan el futuro de la planta de Narón” .
Poligal señala que el aumento de actividad se debe a la intensa labor de apertura de nuevos mercados que ha llevado a cabo, tanto en el mercado nacional como en la exportación a países como México, Polonia y Francia. La empresa ha conseguido contratos de películas metalizadas y mates, dos tipos de película plástica que “resultan clave para apuntalar la continuidad productiva de la planta de Narón”. La situación ha llevado a contratar a ocho personas, dice la empresa, “inicialmente de manera temporal, aunque si se consolida esta posición en el mercado se planteará la reestructuración y ampliación de turnos”.
La compañía de capital catalán anuncia también que va a realizar una inversión para abrir una nueva línea de producción de polipropileno en la fábrica de Portugal –en Arcos de Valdevez– y señala que es una decisión “tomada tras un profundo análisis del conjunto de la situación”. Poligal indica que las subvenciones públicas que facilita la administración portuguesa ha pesado a la hora de adoptarla y asegura, por otra parte, que “supondrá un beneficio para el conjunto de la empresa” y que parte de la producción en el país vecino se someterá al proceso de metalizado en Narón, “lo que asegurará el mantenimiento del ritmo de trabajo de este centro al máximo de su capacidad”.
La dirección de Poligal considera que la situación “avala” las medidas adoptadas para corregir los resultados negativos de la planta naronesa e indica que “se descarta dar nuevos pasos en el proceso de reorganización y optimización de los recursos” de su planta gallega. La empresa termina destacando “la implicación y compromiso” de su plantilla, aunque alude a que “algunas circunstancias generadas por el entorno, como sanciones administrativas, demandas o la falta de un marco legal para rentabilizar inversiones ya realizadas, como es el caso del proyecto de cogeneración, constituyen un obstáculo para alcanzar el objetivo de recuperación”.
En reiteradas ocasiones durante los últimos años el comité de empresa de Poligal en Narón ha expresado su preocupación por una posible “deslocalización” de la producción. Poligal puso en marcha su fábrica en Narón en el año 91, al abrigo de las ayudas de reindustrialización de aquel momento, las del programa ZUR. Más recientemente acudió también al programa del Plan Ferrol para poner en marcha la segunda línea de producción en Narón. La plantilla, que hace unos años llegó a ser de más de 220 personas, está reducida actualmente a unos 127 trabajadores.

Poligal asegura que inicia un período de recuperación con nuevos pedidos