La Cámara gallega exige modificar la legislación y salvar a Megasa

|

El Parlamento de Galicia aprobó ayer por unanimidad instar a la modificación del actual marco normativo eléctrico, que somete a Megasa a una competencia en desigualdad de condiciones. La Comisión de Industria del legislativo autonómico acordó instar a la Xunta a seguir con las gestiones “necesarias y urgentes” para evitar el cierre de la siderúrgica, al que se vería abocada por unas “tarifas eléctricas discriminatorias”, según la impulsora de la proposición finalmente modificada para su aprobación, Consuelo Martínez, de AGE.
Para ello, los diputados demandan “un nuevo marco normativo que sustituya a la orden ministerial IET 2804-2012 y que se implante en España un servicio de gestión de la demanda de interrumpibilidad eléctrica que garantice la igualdad de condiciones para las empresas del mismo sector”. Martínez calificó de “alucinante” que una empresa en un país exportador de energía pague más por la electricidad que una firma catalana, principal competidora.
La socialista Beatriz Sestayo resaltó la importancia de la empresa y señaló la urgencia de la adopción de medidas, porque tiene de plazo este mes para que la situación se pueda volver irreversible. Carme Adán, del BNG, denunció la falta de apoyo y de liderazgo del PP y la Xunta, dijo que la solución es “simple” y resaltó que Galicia produce un 30/40% más de energía de la que consume.
Por el PP, Hipólito Fariñas coincidió en que se trata de una empresa fundamental y con grandes beneficios y resaltó que la Consellería está apoyando a esta compañía “desde el primer momento” y el compromiso de la Xunta de Galicia con ella es “firme”. n

La Cámara gallega exige modificar la legislación y salvar a Megasa