El Colexio de Psicoloxía premia una terapia con adolescentes del CHUF

Paula y Enma forman parte del equipo de psicólogos internos residentes premiado
|

Un grupo de cuatro psicólogos internos residentes del Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol –Paula Marcos, Esther López, Enma López y Eduardo Martínez– acaban de recibir un premio por su trabajo “Unha experiencia práctica: terapia de grupo de adolescentes, unha intervención integradora”, presentado en las XXIII Xornadas da Sección de Psicoloxía e Saúde do Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia.


Los profesionales, que quisieron agradecer la supervisión de la psicóloga adjunta de la Unidad de Salud Mental del CHUF, Rosa Cerqueiro, partieron de la base de que los trastornos depresivos y la ansiedad en la población adolescente pueden generar un gran impacto en su desarrollo psicológico, en sus relaciones sociales y en su rendimiento académico, así como incrementar el riesgo de suicidios y de conductas de abuso o dependencia de sustancias.

“As terapias de grupo permiten dar unha resposta asistencial cunha frecuencia axeitada, posibilitan a interacción entre os seus participantes e ofrecen un rico contexto de aprendizaxe”, explican en el trabajo.

Así, el grupo de psicólogos clínicos desarrolló una terapia con pacientes con diagnósticos y síntomas diferentes con el objetivo de disminuir los problemas internalizantes –aquellos que pertenecen a la persona y a su forma de expresarse– como la ansiedad, la depresión, el bajo estado de ánimo, la excesiva preocupación por los demás o la falta de confianza en sí mismos. La iniciativa estableció ocho sesiones semanales con adolescentes de entre 16 y 18 años que tuvieran estos síntomas y, tras analizar el proyecto, los profesionales pudieron concluir que esta primera experiencia genera un alto nivel de satisfacción y una buena alianza entre los jóvenes y también con los médicos.

Efectos positivos
La terapia grupal fue útil sobre la dimensión de aislamiento y sobre las alteraciones del pensamiento de los adolescentes y también sirvió para actuar sobre otras variables que les llevan a estilos de afrontamiento más funcionales como, por ejemplo, la búsqueda de apoyo social, concentrarse en la resolución, la búsqueda de ayuda profesional o de diversiones relajantes.


“Ten cambiado o estilo de afrontar os problemas dun xeito máis adaptativo e foron quen de expresar máis e mellor, adquirindo estratexias de regulación emocional adecuadas, diminuíndo a sensación de malestar percibido na súa vida cotiá”, explica Paula Marcos, una de las tutoras.

“A mostra é que só unha das persoas que acudiu á terapia volveu á consulta. Esta fórmula axúdalles a normalizar máis a súa vida e acceder de xeito temperá a estes problemas evitando unha cronificación”, destacan.

Los propios profesionales consideran que estos resultados se deben tomar con cautela, pero que las intervenciones grupales pueden ser una herramienta útil en el tratamiento en las Unidades de Salud Mental.

El Colexio de Psicoloxía premia una terapia con adolescentes del CHUF