Seis playas de la comarca incumplen los requisitos para ser aptas para el baño

playa de caranza
|

El informe sobre las zonas de baño de Galicia, que determina la calidad de las aguas y aconseja o desaconseja el baño en las playas o ríos ha suspendido  a un total de seis zonas en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal.
La clasificación sanitaria de las aguas, que se ha llevado a cabo teniendo en cuenta un total de 16 muestras a lo largo del tiempo tendrá vigencia para el verano de este año, por lo que algunos arenales ya saben que la temporada de verano no tendrán agua con calidad suficiente.
La zona de Ferrol, con trece zonas de baño analizadas, cuenta en general con una calidad excelente. Así, playas de mar abierto como Ponzos, Santa Comba, Covas, A Fragata, San Xurxo, Doniños, O Vilar o Esmelle tienen  una calidad excelente, la misma con la que se califica el agua de Cariño. Aunque aptas para el baño, las zonas de San Felipe y A Graña son baremadas como buena y suficiente, respectivamente.
Solo suspenden dos, las interiores de A Cabana y Caranza, donde el pasado verano ya se ha prohibido el baño en varias ocasiones, debido a la insuficiente calidad del agua.
El concello de Valdoviño  es uno de los pocos que puede presumir de que todas sus playas tienen una calidad de agua excelente, sobre todo, si se tiene en cuenta que están catalogados hasta un total de siete arenales, todos muy bien valorados tras las muestras realizadas. Se trata de las playas de A Frouxeira, Pantín, Os Botes, Campelo, Vilarrube, O Baleo y Meirás.
También en Ortigueira todas las playas –Bimbieiro, San Antonio, A Concha y Morouzos– tiene una calidad de aguas excelente, lo mismo que el municipio de Mañón, en sus arenales de Esteiro, Bares y Vilela, y en el de Cabanas –A Magdalena y Chamoso–.
Además de los dos suspensos de Ferrol, en municipios como Cariño se considera insuficiente la calidad del agua de la playa de A Concha, aunque sus demás arenales de Figueiras, Fornos, Peiral y Basteira son, sin embar go, excelentes.
También suspende la zona de baño de Barallobre, en Fene, mientras que en el municipio hay hasta tres playas –Río Sandeu, Codo y Almieiras– con calificación de buena. Maniños, por su parte, sube el listón hasta el excelente.
Tampoco Pontedeume pasa la prueba en todas sus playas y así en este verano de 2016 comenzarán con una calificación insuficiente para sus playas de Centroña y Ver; un suficiente para Sopazos y dos excelentes en Insua y Perbes. También en Neda, el Río Castro alcanza la máxima calificación de sus aguas.
Aunque son aptas para el baño, se quedan solo con la calificación de buena la playa de Ares. La otra del municipio  –O Raso– se lleva el excelente.
Las zonas de baño que mantengan una calificación de insuficiente llevarán implícita una prohibición del baño, según recoge la Xunta en su informe.

Seis playas de la comarca incumplen los requisitos para ser aptas para el baño