La segunda convocatoria de ayudas del Urban recibe once solicitudes

la compra de mobiliarios para terrazas de hostelería es uno de los fines de las subvenciones jorge meis
|

La segunda convocatoria de ayudas para el comercio, la hostelería y el mercado central al amparo del plan Urban se saldó con solo 11 peticiones, aunque desde el Concello se informó de que son datos provisionales y todavía no se ha especificado para qué tipo de actividad se plantearon.

Estas once solicitudes se suman a las 14 que se pidieron en la primera tanda, de las que siete eran para el sector de la hostelería y siete para el comercio –no se presentó ninguna para el mercado, que accedía por primera vez a la convocatoria–. De este modo todo hace pensar que acabarán por gastarse los 153.000 euros destinados a estas ayudas, ya que en la primera convocatoria se invirtieron 86.000 para las 14 presentadas, de modo que si prosperan las 11 solicitudes formuladas ahora también se agotarán los 67.000 euros que quedaban pendientes.

A juzgar por el hecho de que haya tenido que haber una nueva convocatoria de ayudas para emplear toda la partida y teniendo en cuenta que a las subvenciones de 2011 solo concurrieron ocho establecimientos no parece que este capítulo del Plan Urban despierte demasiado interés entre sus destinatarios. Mayor número de peticiones se formularon en 2010, cuando fueron en torno a una veintena, aunque muchas de ellas se quedaron por el camino porque los requisitos que exige la Unión Europea para tramitar y justificar las ayudas son muy rigurosos y eso hace desistir a algunos de los propietarios de negocios que pudieran estar interesados.

De todos modos, las dos convocatorias de 2012 –la última prorrogada hasta entrado ya 2013– han conseguido batir el récord, con 25.

Las ayudas tienen como objetivo modernizar y mejorar tanto los establecimientos como el mobiliario. Las líneas de ayudas se destinaban a obras de fachada, reformas de interés en el interior, instalación de nuevos rótulos, eliminación de barreras arquitectónicas, mobiliario y equipamiento interior, en el primer caso. Un segundo bloque era el destinado a estas mismas cuestiones pero para empresas de nueva actividad. Por último, la tercera línea de subvenciones estaba orientada a compra de mobiliario de terrazas, sillas, mesas, parasoles, estufas y ceniceros.

 

La segunda convocatoria de ayudas del Urban recibe once solicitudes