Blázquez pide que Hacienda no mezcle las donaciones al PP con las de Cáritas

|

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, cree que la relación que hizo la Agencia Tributaria entre las donaciones al PP y las recibidas por Cáritas es “una comparación no feliz” y pide que no se mezclen ambas cuestiones.

La Agencia Tributaria, en el informe remitido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por la supuesta caja B del PP, señaló que las donaciones reflejadas en los llamados papeles de Bárcenas estaban exentas de tributar, como las de Cáritas o la Cruz Roja.

El informe asegura que “si un empresario dona 400.000 euros de dinero negro a Cáritas y esta entidad da de comer a 1.000 niños con ello, es decir, lo destina a su fin, el ordenamiento tributario no reacciona determinando que Cáritas haya cometido un delito fiscal por no tratar esa donación como ingreso tributario”.

“Yo creo que es una comparación no feliz”, manifestó el presidente de la CEE, al tiempo que explicó, si bien tanto las donaciones a los partidos como las que reciben las ONG no tienen la obligación de tributar a Hacienda “es mejor no compararlas”. “No las mezclemos”, pidió.

Asimismo, no entiende por qué el PP, después de haber presentado un recurso a la ley del aborto en 2010, no urgió al Tribunal Constitucional (TC) a dictar sentencia.

“No sé qué razones han tenido porque, por lo que yo he oído, dicen que la sentencia está preparada”, afirmó.

El 30 de junio de 2010, el Constitucional admitió a trámite varios recursos interpuestos por el PP y por el Gobierno de Navarra contra determinados artículos de la actual ley del aborto, recursos sobre los que aún no se ha pronunciado.

“¿Por qué no han urgido a que el TC dé sentencia? En los aspectos que crea el TC, ellos son los jueces en esta causa. Yo esto es lo que hubiera personalmente deseado”, señaló

Distinción

Blázquez pidió que se haga una distinción entre la legitimidad y la despenalización del aborto. “Nadie tiene derecho, ni el padre, ni la madre, ni los médicos, ni el Gobierno, ninguno tiene derecho a decidir quién, que está en proceso de gestación, puede llegar hasta el final y a quién se le corta el paso”.

Otra cosa, puntualizó, es la despenalización del aborto. “La despenalización del aborto significa que, si se ha practicado un aborto, no va a ir ninguna mujer a la cárcel”.

Pero, añadió que “no es lo mismo despenalizar en determinados supuestos o situaciones el aborto que decir que nosotros somos dueños de la vida de una persona”. En ese sentido, denunció que es “absolutamente rechazable” que en la ley vigente se afirme que el aborto es un derecho.

Blázquez pide que Hacienda no mezcle las donaciones al PP con las de Cáritas