El Valdetires, dispuesto a jugar el play-off por el ascenso

El Valdetires jugó su último partido en A Malata a principios de marzo frente al Promesas | Jorge Meis
|

Siempre que las medidas sanitarias se cumplan y sus jugadoras estén dispuestas, el Valdetires vería con buenos ojos la disputa de un play-off de ascenso, en formato exprés, con que el que resolver los ascensos en Segunda División. Así se expuso en una reunión telemática que tuvo lugar el domingo y en la que los responsables de la Federación Gallega de Fútbol explicaron a los clubes su intención de no reanudar la liga regular y cuál sería el hipotético desarrollo del torneo en el que se decidirían los ascensos.

Así, una de las ideas que se valoró es la de reunir en una misma sede a los tres implicados de cada grupo, que en el caso de Galicia sería el Viaxes Amarelle, O Fisgón y el Valdetires –según su orden clasificatorio actual–, para que disputen un máximo de dos partidos. En el primero se enfrentarían el segundo y el tercero, y el vencedor se vería las caras con el Amarelle en busca de esa plaza de ascenso.

Puesto que ni en Primera ni en Segunda se contemplan descensos, lo anterior implicaría que la próxima campaña la máxima división contaría con veinte equipos en liza.

Evidentemente, todo ello está supeditado a que el Gobierno levante el estado de alarma y se decrete el fin del confinamiento, así como a las medidas sanitarias, distanciamiento social y de circulación de personas que se establezcan entonces.

Y es ahí donde los plazos empiezan a no cuadrar. Al menos para algunos clubes que ven difícil que, incluso dándose todas estas condiciones y planificando una pequeña pretemporada de quince días, sea factible desarrollar el play-off en un plazo óptimo. La Federación Gallega está dispuesta a que se juegue, si es necesario, incluso en julio. Pero al tratarse de una competición prácticamente amateur, habría que tener presente la opinión de los clubes y, sobre todo, de las jugadoras.

A Fervenza

Si la propuesta prospera, la temporada estaría más que finiquitada para el otro representante local de la competición, el Comarcal A Fervenza, que piensa ya en el próximo ejercicio. Desde el club de Ferrolterra dan por bueno el planteamiento de la federación, aunque consideran que lo más justo sería valorar solo los resultados de la primera vuelta y que ese play-off lo disputasen los equipos que ocupasen esas plazas entonces. Algo que en el caso de Galicia no afectaría, pero sí en otros grupos.

Lo que sí preocupa a la entidad es cómo repercutirá la ausencia de descenso de cara a la próxima campaña en la que la Segunda División pasaría de 64 a 75 equipos. Algo que, salvo que se produzca una reestructuración, supondría prolongar el campeonato regular con el consiguiente aumento de los gastos derivados de nóminas, arbitrajes, seguros o desplazamientos. l

El Valdetires, dispuesto a jugar el play-off por el ascenso