El Cuerpo de Infantería de Marina celebró ayer sus 480 años de existencia

|

A pesar del fuerte viento que soplaba ayer en la ciudad naval, nada hizo deslucir la celebración de los 480 años de vida del cuerpo de Infantería de Marina –la más antigua del mundo– en la sede del Tercio del Norte, el cuartel de Nuestra Señora de los Dolores.

Al acto, presidido por el almirante jefe del Arsenal de Ferrol, Francisco Javier Romero Caramelo, acudieron numerosos militares y familiares, teniendo un especial protagonismo los niños, que disfrutan estos días de las vacaciones de Carnaval.

Tras la lectura del Real Decreto de ratificación de la antigüedad de la creación del cuerpo –en 1537, como respuesta estratégica a la necesidad de mantener la posición española en el Mediterráneo–, la imposición de condecoraciones por méritos personales y profesionales y el homenaje a los que dieron su vida por España, entre otros actos, Romero Caramelo se mostró “emocionado” por ser la segunda vez que preside este acto y debido al gran significado de la celebración. “No solo para los infantes sino para todos los que vestimos el uniforme azul oscuro porque es un día donde nos acordamos de nuestros antepasados, de todos aquellos españoles que han luchado para defender a España allá donde se les ha requerido”, manifestó.

El Almirante Jefe del Arsenal ferrolano también quiso destacar la capacidad de evolución del cuerpo desde hace casi 500 años, “cuando los infantes estaban embarcados en las galeras y en pequeños buques de guerra hasta hoy en día que operan en lugares como Somalia, Irak, aguas de África, el Mediterráneo... Con lo cual, aunque es un acto sencillo, creo que también muy emotivo ya que nos tiene que enorgullecer a todos los españoles el contar con estos hombres y mujeres cuyo único interés es hacer más grande España y servir a los españoles”, explicó.

A estas palabras de orgullo se sumaron también las del coronel comandante del Tercio del Norte, Carlos Pérez Urruti-Pérez, quien aseguró que “es una satisfacción celebrar estos 480 años de servicio a España y constatar que el concepto de la Infantería de Marina sigue vigente; que hemos sabido heredar todos los retos que nos han dejado nuestros antepasados y seguir con la aspiración legítima de ser siempre la fuerza de primera respuesta y ser el puño defensivo de la Armada”, indicó.

El presente año 2017 se presenta repleto de actuaciones pero sin duda, para el coronel la más importante sigue siendo la operación Centinela Gallego, fruto de un convenio de colaboración suscrito entre el Ministerio de Defensa y la Xunta de Galicia con el fin de vigilar y mantener una presencia disuasoria en los montes gallegos, facilitar información temprana a los servicios de extinción de los conatos e incendios que detecten y notificar a las autoridades de la presencia de posibles incendiarios.

“Ya se han producido las primeras reuniones en Madrid; es una operación a la que dedicamos todo nuestro esfuerzo y todo nuestro afán”, destacó. Pérez Urruti-Pérez aprovechó la ocasión para agradecer el cariño recibido por la ciudad desde que tomó posesión del cargo en junio del pasado año.

Los actos de ayer sirvieron de colofón a unas jornadas de actividades –exhibiciones, conferencias, exposiciones, conciertos de la unidad de música o un concurso de fotografía– iniciadas el pasado día 21 con el fin de difundir la labor desarrollada por la Infantería de Marina y su historia en la sociedad civil y los propios miembros del cuerpo.

El Cuerpo de Infantería de Marina celebró ayer sus 480 años de existencia