El juzgado acude al Colegio de Procuradores para subastar joyas procedentes de robos

Imagen de una exposición de joyas robadas, en la Comisaría de Policía
|

El Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol ha dirigido un oficio al Colegio de Procuradores de A Coruña solicitando su colaboración para sacar a subasta un importante lote de joyas y otros efectos –cámaras de fotos, teléfonos móviles y ordenadores, entre otros– procedentes de robos. La falta de infraestructuras para realizar este tipo de operaciones en el Palacio de Justicia, como es el caso de una sala en la que exponer el material con la debida seguridad, ha propiciado que se acuda al Colegio de Procuradores, entidad especializada en subastas y que dispone de todo lo necesario para ese cometido.
Por ahora no se ha dado respuesta al oficio del Juzgado ferrolano, si bien, según pudo saber este periódico, el asunto se está estudiando. Los efectos tienen que ser valorados pericialmente y posteriormente se podrá publicar la subasta, abriendo un plazo para que los licitadores tengan acceso a la exposición del material.
El presente lote de joyas y efectos procede de un operación policial realizada hace más de una década, cuando se detuvo a los integrantes de una banda de ciudadanos colombianos a los que se atribuía un delito de receptación de objetos robados. Los imputados habían quedado en libertad a la espera de juicio, pero desaparecieron. El botín ya había sido expuesto por la Policía, pero los dueños no aparecieron, de ahí que permanezca depositado en los juzgados de Ferrol. n

El juzgado acude al Colegio de Procuradores para subastar joyas procedentes de robos