Chaves admite posibles “irregularidades” en las ayudas para cursos de formación

El expresidente de la Junta de Andalucía bebe agua en un receso de la comisión ep
|

El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves admitió ayer que durante los casi veinte años que estuvo al frente del Gobierno andaluz pudo haber alguna irregularidad en la gestión de las ayudas a la formación pero no ilegalidad. Además, defendió que en ese periodo “nunca” se produjo “alerta o aviso” dentro de la administración sobre ningún tipo de “deficiencia o irregularidad” y que “nunca”, a lo largo de su ejercicio como presidente andaluz, firmó “ninguna decisión ilegal”.

Así lo dijo el exdirigente andaluz socialista en su comparecencia ante la comisión de investigación sobre las ayudas a los cursos de formación, en la que señaló que tampoco dio “nunca” “recomendaciones o instrucciones” para que se alterasen los principios relativos a una gestión y ejecución legal de las ayudas.

“Todas las decisiones que se adoptaron en el Consejo de Gobierno fueron legales, con los trámites y requisitos exigidos por la ley”, incidió antes de recalcar que “creo que durante mi mandato no se produjo ninguna alerta dentro de la administración, creo que ni siquiera fuera, sobre cualquier deficiencia o irregularidad”.

Antes de que los portavoces de los partidos políticos comenzasen a formular sus preguntas, Chaves se mostró “convencido” de que la administración laboral de la Junta que gestionó y ejecutó las políticas activas de empleo y la formación profesional lo hizo en el marco de “la más estricta legalidad”.

En ese sentido, aclaró que se refería “no solo a los funcionarios de la administración laboral de la Junta” sino también “a todos los cargos directivos, cualquiera que fuera su nivel”, de las estructuras y organismos que gestionaban la formación profesional.

Además, advirtió de que, pese a las “dificultades” que conlleva la puesta en marcha y desarrollo de cualquier nueva política, como era en aquel momento las políticas activas de empleo, la gestión y ejecución de estas y de la formación profesional fue “positiva, razonable, útil y eficaz” para la creación de empleo en Andalucía y para formar a trabajadores en campos en los que había más deficiencias de recursos humanos.

 

actuación legal

Chaves indicó que durante su mandato la gestión que se hizo de la formación fue una ejecución “razonablemente buena” aunque señaló que “seguramente hubo alguna irregularidad, es posible, no lo sé, pero no creo que hubiera ninguna ilegalidad ni ningún tipo de fraude en el seno de la administración”, abundó antes de defender que, en cualquier caso, “el acto ilícito es por parte de quien ha cobrado ilícitamente, no de la administración”.

Chaves admite posibles “irregularidades” en las ayudas para cursos de formación