El saneamiento deja todavía playas con contaminación como la de A Graña

A Graña playa
|

La excelente calidad de las aguas de las playas ferrolanas, que ha conseguido que incluso el arenal de Caranza, que estuvo años sin formar parte del censo de zonas de baño debido a los altos índices de contaminación, consiga ahora un “excelente”, tiene todavía algunos puntos negros.

Los últimos análisis realizados por la Consellería de Sanidade reflejan que en las aguas de la playa de A Graña se ha detectado contaminación microbiológica, si bien no se indica que no sea apta para su uso. Desde la Xunta se ha remitido al Concello esta información sobre excesos de Escherichia coli –E.coli–, que alcanzan las 450 micropartículas por cada 100 mililitros. Aunque la cuantía no llega todavía a límites que cierren la playa al baño, el aumento de este tipo de bacterias ha sido constante en los últimos controles realizados pasando de 20, a principios del mes de julio, a 190, a mediados ,y llegando a los 450 en el último análisis de finales de mes. La presencia de enterococos intestinales, otro de los parámetros que se mide, es, sin embargo, anecdótica.

Otro de los arenales con peor calidad de aguas, el de A Cabana, ha mejorado, sin embargo, sus resultados. Así,  si a principios de junio alcanzaba los 2.000 mp/100ml, no llega ahora a los 70.  

Los análisis de micropartículas se realizan hasta en 13 playas de interior y exterior en Ferrol y en todas ellas, salvo ahora A Graña, se obtienen buenos resultados, especialmente en los grandes arenales de mar abierto. En junio, sin embargo, los análisis de Sanidade detectaron en Esmelle niveles de hasta 740 microparticulas de enterococo intestinal. Dos días más tarde, la recogida de datos dio cuenta de que los resultados no superaban los nueve.

La entrada en funcionamiento de la depuradora convirtió la playa de Caranza en un arenal que pasó de no estar incluido en el censo de playas de baño a alcanzar desde el año pasado los niveles de excelencia. La playa de A Graña también se verá, con toda probabilidad, mejorada una vez que se lleven a cabo las obras de saneamiento de A Malata, que completarán el ciclo integral de depuración de la ría.

El saneamiento deja todavía playas con contaminación como la de A Graña