Un aparatoso incendio calcina el bajo cubierta de la nave de Novomóvil

incendio BMV novomovil poligono a gandara
|

Una intensa columna de humo  ennegreció al mediodía de ayer el cielo en la zona de Ferrol. Procedía de la nave de la empresa Novomóvil, concesionaria de los vehículos BMW y Mini, que está situada en el polígono de A Gándara, en la parte correspondiente al municipio de Narón.
El incendio se produjo, por causas que se están investigando, minutos antes de las dos de la tarde, y no hubo que lamentar desgracias personales, a pesar de que algunos trabajadores aun estaban saliendo, pero sí cuantiosos daños materiales.
La rápida intervención de los bomberos del parque municipal de A Gándara, situado en las proximidades, no impidió que las llamas devorasen el tejado y la planta bajo cubierta, en la que se almacenaban los repuestos de los vehículos, de material inflamable, que fueron los que provocaron la intensa humareda, visible desde toda la comarca.
La intervención contraincendios, en la que participaron un sargento, un cabo y nueve bomberos –todo el personal disponible en el parque en ese momento– se inició con mangueras de agua sobre la cubierta por medio del camión escalera, que, por suerte, está operativo desde hace 15 ó 20 días, después de varios meses averiado.
Una vez sofocadas las llamas del tejado, los bomberos accedieron al altillo de la nave, para centrarse en la extinción del material existente en el mismo, principalmente plásticos y productos sintéticos, y, posteriormente, proceder a la retirada de escombro.
Mientras tanto, miembros de la Policía Local de Ferrol, a los que desde el 112 se llamó inicialmente por error, se encargaron de controlar la retirada de los vehículos que estaban dentro de la nave, hasta la llegada de los agentes de Narón, a los que realmente competía la intervención.
Según la información recogida al respecto, en algunos momentos fue necesario cortar la circulación para favorecer las labores de los equipos de emergencia y la retirada de los coches.
En la nave había alrededor de una veintena de vehículos, la mayoría de exposición, aunque también estaban otros para revisión.
La Policía Científica y personal de las aseguradoras examinaron las instalaciones para tratar de comprobar el origen del incendio, que se cree pudo deberse a un fallo eléctrico.
El propietario de Novomóvil, Antonio Sieira, manifestó a este diario que lo importante es que no hubiese desgracias personales y que los coches no sufrieron daños.  Según dijo, el humo “exagerado” que se desprendió del incendio, provocando un fuerte impacto óptico, pude deberse a la combustión del material aislante de la cubierta de la nave. n

Un aparatoso incendio calcina el bajo cubierta de la nave de Novomóvil