Javier Rivas: “Comencé en la música como una actividad extraescolar y ahora vivo de ella”

Diario de Ferrol-2019-06-21-008-762a1e7f
|

Javier Rivas ( Ferrol, 1996), tuvo que dejar su ciudad natal para estudiar el Grado de Historia y Ciencias de la Música en Oviedo. También curso formación en universidades europeas y ahora centra sus esfuerzos en la investigación. El joven, que ya  cuenta con un libro en el mercado, desarrolla al mismo tiempo su faceta musical y literaria.

¿Cómo empezó en los dos terrenos que más desarrolla de manera profesional, la música y la escritura?

Respecto a la música comencé gracias a mis padres. Tengo algunos familiares que son  músicos, pero ellos simplemente lo vieron como una actividad que podía hacer y resultó que me interesó. Posteriormente, seguí estudiando en el conservatorio durante 10 años, así que podría decirse que dio sus frutos, pues siguió formando parte de mi vida. La elegí como opción a largo plazo, cuando me desplacé a Oviedo para cursar el Grado en Historia y Ciencias de la Música en la Universidad.

Entonces, ¿al principio era sólo una actividad extraescolar, para probar a adquirir nuevos conocimientos?

Sí, cuando empecé era una actividad extraescolar y luego vi que me interesaba más, que quería dedicarle más horas, entonces solicité entrar en el Conservatorio de Ferrol, donde viví unos años geniales aprendiendo con profesionales.

¿Cómo dio el paso para desplazarse hasta la Comunidad asturiana?

Un par de profesores, tanto de mi antiguo instituto como del conservatorio, de historia de la música, vieron que me interesaba mucho ese tema especialmente, no sólo tocar, si no entender cómo funciona la música. Ellos vieron que esa carrera estaba enfocada para mí y me empujaron para ir hacia adelante y, ahora mismo, no me arrepiento para nada. Está claro que era la carrera que me interesaba.

El año pasado recibió el premio de la SGAE Fin de Grado en Historia y Ciencias de la Música de la Universidad de Oviedo. ¿Qué significó ese reconocimiento para usted?

Fue una motivación para mi. Al principio  hizo que me dieran ganas de seguir en el terreno de la investigación, me motivó en ese sentido y también me ha ayudado, porque ahora he estado solicitando plaza en algún máster y el hecho de tener esos méritos siempre ayuda. 

Este nuevo camino en la investigación, ¿frena de algún modo alguna posibilidad de conocerlo a usted como artista musical o escritor?

Los programas de máster a los que aspiro están enfocados a la investigación, así que combinan un poco mis dos facetas desarrolladas, no son masters de interpretación. Me dedicaré a escribir sobre lo que vaya investigando. Al mismo tiempo, el tema central es la música y de algún modo congrega todos los aspectos que más me gustan.

¿Podría inclinarse más hacia alguna de las dos disciplinas artísticas en las que trabaja?

Es complicado. Por ahora tengo un poco apartada la escritura de ficción. La literatura era lo que me apasionaba y, en concreto, ese género formó parte de las historias que cree de adolescente; era mi prioridad. Pero ahora yo diría que la música es a lo que dedico la mayor parte del tiempo. Pero no descarto que en un futuro vuelva a escribir. Mi pasión inicial, sin duda, fueron los libros.

De continuar a largo plazo con la escritura, ¿seguiría con el género de la ficción?

Siempre me gustó mucho más el género de la novela histórica, desde muy pequeño, y esa fue una de las razones por las que me decanté también hacia la investigación. Seguramente, si le preguntas a mis padres, contestarán que la imagen que tienen de mí cuando era pequeño era rodeado de libros e intentando apuntar datos que hicieran más rica mi mente para crear algo nuevo en el papel. Todo ese proceso creo que es el mismo que hago ahora mismo con los ensayos de la universidad y los artículos. 

¿Qué destacaría de las universidades europeas en las que se ha formado?

Un punto clave yo creo que es la participación en clase. Fuera motivan al alumno a participar en la clase si así lo prefiere, existe la posibilidad que las ideas fluyan mejor, porque yo creo, personalmente, que un tema puede interesar más a un alumno si tiene su parte implicada dentro de la clase.

A nivel profesional, ¿en que proyectos se encuentra embarcado?

Ahora mismo estoy en medio de todo un proceso de investigación. Tengo una línea de investigación abierta sobre memoria histórica y música que presentaré a principios del mes que viene en una conferencia sobre cine y música en Mataró (Barcelona). 

¿Ve algún resquicio de futuro en su ciudad natal o se quedará fuera de Galicia?

Me encantaría volver a Galicia, pero por el momento el futuro a corto plazo lo veo en el extranjero, ya ni si quiera en España porque es muy complicado, y también intento seguir formándome para desempeñar el mejor trabajo posible. 

Como escritor también ha recibido diferentes premios. Tras la publicación de su novela “La espada y la pluma”, ¿sigue escribiendo o piensa continuar con esa historia de ficción?

Creo que lo último que escribí fue con 18 años y desde entonces no volví a escribir ficción  porque me centré al completo en la universidad. Pero me gustaría volver a reincidir en ese terreno en un futuro como otra manera de expresión a la que recurrir.

¿Está descartado, por el momento, ver a Javier Rivas subido a un escenario?

Yo creo que sí, por ahora no está en mis planes. Pero nunca se sabe realmente. La música requiere muchas horas. Sería una dedicación especial a ella y no considero que me reporte tanta satisfacción como recabar nuevas líneas de investigación.

En los proyectos que realiza, ¿se centra en temas que tengan que ver con el norte?

Durante mi estancia de Erasmus en la Universidad de Helsinki la verdad es que sí realizaba todos mis trabajos sobre las nacionalidades históricas en España. Sobre cómo se desarrollaba la canción de autor durante la dictadura fue importante a la hora de articular este tipo de identidades no nacionales. 

¿Hay algún referente artístico que le haya impulsado a desarrollar esta gran implicación como investigador desde tan joven?

En el que me encuentro desarrollando ahora mismo de Chicho Fernández Ferlose. Quizás no es mi artista favorito, pero sí que fue muy importante para la investigación. En la misma línea destacar a una de mis artistas favoritas, que sería Silvia Pérez Cruz.

Javier Rivas: “Comencé en la música como una actividad extraescolar y ahora vivo de ella”