Perfecta simbiosis entre formación universitaria y servicio a la comunidad

Sede AFAL Ferrol. Estudiantes de Diseño Industrial del Campuse de Ferrol
|

Formar a los alumnos no solo en conceptos, sino también en valores. Esta es una de las premisas sobre las que se asienta la innovadora metodología pedagógica “Aprendizaje-Servicio” que la profesora de la Escuela Universitaria de Diseño Industrial de Ferrol, Ana Isabel Ares Pernas –integrante también del Laboratorio de Plásticos (LabPlast)–, aplica con su alumnado de primer curso de la asignatura Fundamentos de la Física del Grado en Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto.

Unos 70 jóvenes, divididos en grupos, están implicados este curso en los proyectos que desde esta materia se llevan a cabo con diferentes entidades de la ciudad, como Afal, Afaes, Cáritas, Teima Down o la Asociación de Personas Sordas.

Precisamente ayer se celebró en la sede de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer e outras demencias de Ferrol una actividad en la que los estudiantes universitarios guiaron a personas con esta enfermedad en la fabricación de elementos decorativos reutilizando materiales plásticos, fomentando al mismo tiempo la psicomotricidad, las habilidades manuales y la memoria a corto plazo de los usuarios del centro implicados en el proyecto.

Reciclaje
De forma previa a la cita de ayer, concretamente el pasado 2 de abril, los estudiantes visitaron la entidad para compartir con los usuarios la importancia de la regla de las 3R (reducir, reutilizar y reciclar) y para explicarles cómo reciclar e identificar los diferentes contenedores a través de una presentación con pictogramas y un bingo.

El objetivo de esta primera actividad fue, tal y como explicó la propia profesora, potenciar la memoria de los participantes y vincular sus recuerdos con la actualidad. “La idea es que los alumnos, además de realizar el servicio a la comunidad adquieran competencias transversales de la materia, como puede ser la preparación de proyectos, hablar en público, la adaptación de los materiales a las necesidades de los diferentes colectivos, etc”, comenta la docente.

Este es el segundo año que desde esta asignatura se trabaja con AFAL y, según destaca Ares, “los terapeutas dice que el contacto con personas jóvenes les favorece mucho”.

Entre las entidades con las que colaboran se incluye también Cáritas, donde los alumnos de esta materia trabajan con dos grupos diferentes: uno de personas sin hogar y otro de niños pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social.

Ciencia
En este último caso se trata de fomentar el gusto por la ciencia a través de una actividad denominada “Física divertida” que tendrá lugar el próximo 24 de abril. Los estudiantes universitarios han visitado ya el centro y han diseñado experimentos que se llevarán a cabo en la jornada prevista.

En el caso de las personas sin hogar, propondrán actividades de física para la vida diaria.
Materiales subtitulados que irán destinados a la Asociación de Personas Sordas o una feria científica para Afaes (Asociación de familias para el apoyo de personas con enfermedad mental) son otras de las propuestas que estos estudiantes de Diseño Industrial realizarán este curso.

Ares Pernas explica que en otros países esta metodología, que ella lleva aplicando desde hace unos cuatro años, está implantada como obligatoria para obtener el título de grado. “Es muy importante el crecimiento en valores personales que experimentan los alumnos a través de este tipo de actividades”, apunta.

Perfecta simbiosis entre formación universitaria y servicio a la comunidad