José Luis Calvo: “Esta distinción nos estimula a seguir luchando, mejorando y creciendo”

Los hermanos Calvo Pumpido, con José Luis a la cabeza (i.) tras recibir la Medalla de Oro de manos del alcalde Evencio Ferrero (d.) marema
|

Conservas Calvo cerró ayer los actos de celebración de su 75 aniversario recibiendo uno de los más altos honores que concede el Concello de Carballo: la Medalla de Oro. Una gran distinción que para el presidente del grupo conservero, José Luis Calvo, “nos estimula a seguir luchando, mejorando y creciendo”. 

 En un multitudinario y emotivo acto, pero no por ello menos solemne, los cinco hijos del fundador de la mayor conservera de España, Luis Calvo Sanz, recogieron la distinción de manos del alcalde, Evencio Ferrero, arropados por los miembros de la familia Calvo (hasta la cuarta generación), por los trabajadores de la empresa y por una buena representación de los alcaldes y representantes políticos de la comarca de Bergantiños. 

A ellos se unieron, además, el secretario xeral de Mar, Juan Maneiro, en representación de la Xunta de Galicia; el diputado gallego, Aurelio Núñez; la diputada nacional, Margarita Varela, y el presidente de la Cámara de Comercio de A Coruña, Marcelo Castro-Rial Shuler.

La maestra de ceremonias, Rebeca Blanco, recordó los motivos por los que el Concello de Carballo decidió entregar su primera Medalla de Oro a Calvo, empezando porque, desde su fundación, la empresa “fue un motor de dinamización fundamental para nuestra villa”; ha empleado a cientos de vecinos del municipio y porque desde sus raíces carballesas se ha convertido en todo un referente mundial. 

Por todo esto, una amplia representación del movimiento asociativo, cultural y deportivo, unido a toda la corporación de Carballo, decidió apoyar la concesión de esta importante distinción que es el broche de oro a las celebraciones del 75 aniversario de la empresa. 

En el acto se recordó la historia de la conservera con un video preparado por la empresa, en el que directivos y trabajadores dieron cuenta de las razones de los éxitos de Calvo: trabajar, mejorar, hacer las cosas bien y, en definitiva, ser un familia.  

Tras la actuación de Uxía y Fran Pérez “Narf”, llegó el momento de la entrega de la medalla. En un principio estaba previsto que la recibiera José Luis Calvo, pero el presidente de la empresa animó a sus hermanos a acompañarlo al centro del escenario y todos recibieron el homenaje de los carballeses en medio de una sonora y larga ovación del público. Pero fue José Luis Calvo quien tomó la palabra para agradecer el honor: “Es un gran orgullo para nosotros recibir tan alta distinción del pueblo de Carballo”. 

Recordó a “todos los que se quedaron en el camino” porque también “fueron partícipes en ayudarnos a crecer y ser lo que hoy somos, una gran empresa”. 

El alcalde Evencio Ferrero cerró el acto destacando que “hay que ser muy carballés” para levantar un complejo conservero a varios kilómetros de la costa y recordó el compromiso de Calvo con la cultura, el deporte, el libro y la sociedad carballesa, que convierte a la empresa “en un símbolo del compromiso con un pueblo y sus habitantes”.  “Son muchas las personas que han contribuido al éxito de la empresa, en muchos lugares y muchos países, porque conservas Calvo es una empresa mundial”, dijo el regidor y concluyó: “Con Calvo estamos en el mundo”.

José Luis Calvo: “Esta distinción nos estimula a seguir luchando, mejorando y creciendo”