El Bergantiños impone su ley en As Somozas

Somozas- Bergantiños
|

La fórmula que ha hecho que el Bergantiños sea el equipo que más jornadas ha estado en el liderato del grupo 1 –puesto que recuperó ayer– lo llevó a derrotar a un Somozas que, a pesar de no completar un mal partido, vio cómo su rival se imponía gracias a su efectividad casi máxima. También a un trabajo defensivo que le permitió dejar su portería a cero y retrasa alguna semana que el cuadro verdiblanco alcance los puntos que se estiman necesarios para la salvación.

Tuvo varias fases la primera parte del partido. Así, tras un primer tramo en el que el Bergantiños trató de marcar el territorio y demostrar su teórica superioridad –aunque sin apenas ser capaz de crear peligro sobre la meta visitante–, el Somozas se fue asentando en el campo a medida que pasaban los minutos. De hecho, en una jugada a balón parado estuvo a punto de adelantarse, aunque el meta  Cristopher salvó la acción “in extremis”.

Sin embargo, el tramo final de la primera parte le trajo a la escuadra local,las peores noticias. La primera, le lesión de Marcos Fernández tras el choque con un rival que lo obligó a ser retirado el campo; la segunda, el gol visitante, marcado por Roberto Baleato al resolver ante la salida de Manu Cedrón una buena acción colectiva de su escuadra y mandar al Bergantiños al descanso por delante en el marcador.

Búsqueda
En desventaja en el marcador, el Somozas se puso manos a la obra en la segunda parte para tratar de darle la vuelta al resultado. A punto estuvo de conseguirlo, de hecho, en una acción en la que Gonzalo y Uzal dispusieron de batir al portero visitante, aunque no llegaron a conseguirlo. De todas maneras, daba la sensación de que el Somozas podía acercarse a la posibilidad de lograr el empate en el choque.

Sin embargo, poco a poco el encuentro se fue calmando, lo que convenía más al cuadro visitante que al local. De hecho, con el paso de los minutos el cuadro visitante fue encontrando más espacios para contraatacar y, en uno de estos contragolpes, Álex Diéguez sentenció el choque.

El Bergantiños impone su ley en As Somozas