El Marcide acogió la primera sesión clínica del año, sobre el nervio pudendo

Reunión en el salón de Actos del Marcide
|

El salón de actos del Arquitecto Marcide acogió ayer la primera sesión clínica mensual del año, que giró en torno a la cirugía del nervio pudendo.
La facultativa adjunta de Cirugía General del Hospital Comarcal de O Barco de Valdeorras, María Teresa García, fue la invitada a esta sesión y la encargada de abordar esta dolencia y su intervención quirúrgica.
Como explicó esta profesional “a neuralxia pudendo é unha enfermidade que se produce cando se atrapa o nervio pudendo; e implica que a persoa afectada nin se pode sentar, xa que sofre diversas dores de tipo neuropático na zona do ano e xenitais como, por exemplo, sensación de se crabar agullas, ou de auga fervendo nesas áreas”.
Esta dolencia, como se indicó en la sesión clínica, es muy incapacitante por todo lo que lleva consigo no poder sentarse, tanto en el ámbito laboral como en el personal.
Por su sintomatología y la coincidencia de esta con otras patologías, los pacientes acuden inicialmente a diversas especialidades susceptibles de su abordaje, como rehabilitación, ginecología o urología. En el CHUF –Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol– existe desde 2001 una Unidad de Suelo Pélvico, que aborda cuestiones relacionadas con este ámbito. Para casos de atrapamiento del nervio, el Sergas cuenta con una Unidad de referencia en el Chuvi, donde también trabajó la facultativa Teresa García.

especialidad
La profesional y ponente de la sesión explicó su trabajo con ciclistas del Tour de Francia que referían este tipo de olor, buscando una causa orgánica y el modo de darle solución. Desde el año 87 se empezaron a hacer abordajes quirúrgicos de liberación del nervio.
Teresa García explicó el cribado de pacientes de dolor crónico pélvico y abordó los tipos de cirugía que se pueden emplear para tratarlo, como la perianal, la transisquiorrectal o la transglútea. Esta última es en la que es especialista esta profesional, siendo la única en realizarla.

El Marcide acogió la primera sesión clínica del año, sobre el nervio pudendo