El subdelegado del Gobierno en Lugo confía en que el de Baralla sea “el último acto terrorista”

|

El subeldegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo, rechazó ayer valorar la condena de siete años y medio de prisión para el integrante de Resistencia Galega que atentó contra el Ayuntamiento de Baralla el 2 de octubre de 2014, aunque mostró su deseo de que “sea el último terrorista” en la provincia, “y en cualquier sociedad”.

Luego del acuerdo alcanzando entre la representación procesal del acusado y la Fiscalía, Carballo quiso felicitar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado por “la pronta actuación en aquel momento”, que permitió detener y poner a disposición judicial a Raúl Agulleiro, que “al final reconoció ser culpable del acto terrorista”.

“Tenemos que decir que en esta sociedad democrática y de derecho no tiene cabida ningún tipo de acto violento y mucho menos terrorista, lo rechazamos y esperamos que sea el último en nuestra provincia y en cualquier sociedad”, expuso Carballo. Asimismo, confirmó que las fuerzas de seguridad “seguirán luchando y prestando vigilancia a cualquier tipo de acto que pueda producirse”.

“En aquel momento solo se produjeron daños materiales, sería mucho más lamentable si hubiéramos tenido algún tipo de víctima, reitero que estos actos no tienen cabida”, apostilló.

La Audiencia Nacional condenó a siete años y medio de prisión al integrante de la organización terrorista Resistencia Galega por atentar contra el Ayuntamiento de Baralla el 2 de octubre de 2014.

El acuerdo entre las partes evitó la celebración del juicio, si bien el joven tuvo que reconocer los hechos. Concretamente, se le condena a tres años de prisión por delito de pertenencia a organización criminal, tres por el depósito de aparatos explosivos y un año y seis meses por daños terroristas.

El condenado se comprometió a renunciar a la utilización de cualquier medio violento para la consecución de fines políticos y deberá indemnizar a los perjudicados en una cantidad a determinar cuando se ejecute la sentencia.

El subdelegado del Gobierno en Lugo confía en que el de Baralla sea “el último acto terrorista”