Dorian deleita con su exquisita mezcla de electrónica e indie rock

Concierto de Dorian.
|

Dorian, una de las bandas nacidas al calor de la efervescencia musical de la Barcelona de los primeros años 2000, hizo ayer las delicias del público que asistió a la plaza de España en el que fue su primer concierto en la ciudad. 

Referentes en su campo, una exquisita mezcla de new wave, electrónica e indie rock, los catalanes no defraudaron con un sonido limpio, una ejecución perfecta en la parte técnica y un derroche de energía acorde con la entrega de sus adeptos. 

Llegaron a Ferrol para presentar los temas de su último disco, el quinto, de título “Justicia universal”, y recordar algunos de los singles que les llevaro al estrellato, como “A cualquier otra parte”, del imprescindible LP “El futuro no es de nadie” (2007). El tema ha sido visto más de cincuenta millones de veces en youtube. 

La de Ferrol es una de las últimas fechas de la gira que Dorian está realizando por todo el Estado. En otoño volverá a hacer las Américas, donde se han hecho  un hueco no solo en los países de habla hispana, sino también en Estados Unidos. Allí han cerrado tres nuevas actuaciones. 

Escenarios y afluencia
Los conciertos se trasladan a partir de hoy a dos escenarios: Amboage, donde tendrán lugar el resto de las actuaciones de artistas del panorama español –Pedro Guerra el miércoles, Marlon el jueves y Mikel Erentxun el viernes–, y, como colofón, Canido, que recibirá el próximo sábado, a uno de los grupos más destacados en la historia de la música gallega, Siniestro Total.

El Concello de Ferrol informó ayer de los datos de afluencia al concierto de Fangoria. Según el área de Seguridad, unas 10.000 personas asistieron al segundo concierto de la banda de Alaska  en las fiestas de verano en los últimos seis años. La cifra concuerda con los testimonios de algunos hosteleros del entorno de la plaza de España, que aseguraron no recordar tal cantidad de gente, con la excepción de alguno de los conciertos que se desarrollaron en años anteriores basados en temas de los años 80.

Dorian deleita con su exquisita mezcla de electrónica e indie rock