Pedro Sánchez está dispuesto a formar un Gobierno del PSOE con apoyo de los soberanistas

Sánchez llega a la rueda de prensa tras reunirse con su Ejecutiva | zipi (efe)
|

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, está dispuesto a ser presidente del Gobierno con los votos de los partidos independentistas para constituir un Ejecutivo alternativo al de Mariano Rajoy que se fijaría como principales objetivos recuperar la estabilidad, atender las urgencias sociales y limpiar de corrupción las instituciones públicas.
En una comparecencia ante los medios de comunicación, Sánchez se comprometió, en caso de prosperar la moción de censura que los socialistas registraron ayer contra Mariano Rajoy tras la sentencia del caso Gurtel, a convocar elecciones “cuanto antes”. Pero previamente, precisó, su Gobierno se ocuparía
de los tres objetivos mencionados anteriormente.

A todos los diputados
Al ser preguntado expresamente si estaría dispuesto a aceptar los votos de los partidos independentistas si de ellos dependiera en exclusiva que prosperase la moción, Sánchez ha confirmado que su propuesta se dirige “a los 350 diputados y diputadas” de la Cámara Baja.
Y recordó que la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, también fue elegida con los votos de formaciones independentistas –aunque esa votación fue secreta– o que los Presupuestos Generales del Estado se aprobaron esta semana con el respaldo de partidos nacionalistas como el PNV o Coalición Canaria.

Defensa de la Constitución
“Yo me dirijo a los 350 diputados y diputadas para pedirles responsabilidad, generosidad y para sacar entre todos a España del lodazal de corrupción” en el que metió al país el PP, afirmó Sánchez, que quiso dejar claro que ese Gobierno del PSOE defenderá y hará defender “la Constitución española, la soberanía nacional, la integridad territorial y la convivencia entre los pueblos de España”.
Dirigiéndose a Ciudadanos, que rechaza la moción del PSOE y exige a Rajoy que convoque elecciones, so pena de promover una moción instrumental con el único objetivo de que se disuelvan las Cortes y se convoquen comicios, Sánchez precisó que las mociones de censura están “tasadas” en la Constitución y deben ser “constructivas”. “Es para darle un Gobierno al país”, señaló.

El rey, informado
Sánchez informó a Felipe VI del registro de la moción y anunció la convocatoria de un Comité Federal del PSOE –máximo órgano entre congresos– para el lunes a las 17.00 horas con el objetivo de “informar”, dijo, a este órgano de la decisión de presentar esta moción de censura.
El secretario general socialista explicó que la moción se presenta para “garantizar la gobernabilidad del país” en unas circunstancias que el PSOE, dijo, no habría deseado que se produjeran y que se hace para constituir un Gobierno “con fundamentos sólidos y una hoja de ruta clara”.
Su Gobierno, incidió, “cumplirá y hará cumplir la Constitución española”. “Garantizaremos la convivencia y el cumplimiento de nuestro ordenamiento constitucional”, insistió.
Pero la moción también se presenta para “recuperar la dignidad” de la democracia española que hoy está siendo cuestionada por el PP y para recuperar “las reglas del juego” que cuestionó un partido, el PP, que “durante
décadas ha concurrido a las elecciones dopado”.
Sánchez insistió en que no estaba entre sus planes intentar llegar a la presidencia del Gobierno vía una moción de censura, pero que se ve obligado a dar una respuesta a esta “crisis institucional que solo provocó el PP” y su presidente, “que no ha asumido ninguna responsabilidad política”.

Mirar para otro lado
Pero a diferencia del PP, cuya estrategia pasa por “no hacer nada, mirar para otro lado, no asumir ningún tipo de responsabilidad política y consentir el deterioro” de la democracia, el PSOE se ve en la responsabilidad de ofrecer una respuesta a todos los ciudadanos a los que se les ha exigido un gran sacrificio en la crisis económica y que ahora ven que el partido en el Gobierno desvió durante años dinero público para financiarse irregularmente y para que algunos cargos se enriquecieran.
Sánchez también explicó que decidieron esperar hasta este viernes para registrar la moción porque quisieron dar una oportunidad al Gobierno y al PP para que asumieran sus responsabilidades políticas tras una sentencia “demoledora” para el partido que está en el Gobierno y que “debilita seriamente la salud” de la democracia española.

Pedro Sánchez está dispuesto a formar un Gobierno del PSOE con apoyo de los soberanistas