En ruta hacia el ascenso

El capitán Usero, durante la final del play-off liguero ante el Keltia Ourense | d. alexandre
|

Tres eliminatorias –cuatro si no lo consigue a la primera– separan al Rugby Ferrol de un ascenso al que ha opositado en las últimas campañas y para el que, de momento, ha hecho méritos en este ejercicio. Los ferrolanos, dominadores de principio a fin de su grupo en la competición territorial, llegan invictos al primer asalto para alcanzar la División de Honor B, el que el domingo lo medirá en Dadura al Getxo B. Será el choque de ida de una eliminatoria en la que el equipo que dirige Alberto Mera parte como favorito –es el campeón de su cuadro mientras que el equipo vasco acabó tercero en el suyo– pero que no inspira ni un ápice de confianza en la formación ajedrezada.

Demasiadas experiencias negativas acumula a sus espaldas en los últimos años como para no saber que el más mínimo error, el más leve desliz, tiene un efecto letal a estas alturas del campeonato. La eliminatoria es un todo, ochenta minutos en Getxo y otros tantos en Ferrol en los que Alberto Mera no quiere que sus pupilos desfallezcan ni un momento. Vayan bien o mal las cosas, la premisa es seguir insistiendo, “no sacar nunca el pie del acelerador. Pase lo que pase ir a por todas”.

También atesora experiencia suficiente como para ser cauto ante rivales de los que no hay muchas referencias reales más allá de esa tercera posición en la clasificación. Del cuadro vasco se sabe que es una plantilla joven y, como casi todos los filiales, muy intensa e incisiva. Una formación dinámica, que prefiere el juego alegre y abierto, que gusta de mover el balón. Algo muy similar a lo que sucede con el Rugby Ferrol y eso, precisamente, puede jugar a favor de los ferrolanos, conscientes de que su rival no se va a cerrar y podrá desplegar el juego que más le gusta.


Un arma de doble filo pues el marcador puede resultar muy elevado y, al final, “el que cometa menos errores va a llevarse el partido”, advierte el preparador del cuadro departamental. Los errores y los nervios asociados a una cita de estas características son dos factores determinantes. También el aspecto físico pues el Rugby Ferrol, a pesar de que ha realizado un trabajo específico para mantener el ritmo de competición, acabó la liga regular hace casi un mes.

Por eso, en cierta medida, y aunque podía verse exento de esta eliminatoria, Mera prefiere tener que afrontarla: “saldremos reforzados física y anímicamente”. Eso, siempre que los respeten las lesiones, esas que le han amargado al Rugby Ferrol la recta final del campeonato y que harán que Alejandro Segura y Edu se pierdan lo que queda de campaña, Theo Davidson al menos este encuentro y que Villa y Gus sean duda.

En ruta hacia el ascenso