Tres calles del centro se cierran desde mañana para poder instalar terrazas

La hostelería se beneficia de la instalación de terrazas con la llegada del verano daniel alexandre
|

La llegada del verano implica que buena parte del sector hostelero centre su actividad en el exterior, por lo que la posibilidad de instalar terrazas en calles que no son peatonales hace que sea una noticia esperada por los establecimientos.
El Concello ya ha autorizado la colocación de mesas y sillas por lo que la Policía Local procederá desde mañana a señalizar el corte de tráfico en las tres calles que en los últimos años se han visto beneficiadas de esta medida. Se trata de María, Magdalena y Pardo Bajo, donde se concentra gran parte de la actividad hostelera del centro de la ciudad.
En la calle María, donde ya existe una zona peatonal, la prohibición de circular vehículos se ampliará desde ahora al ámbito comprendido desde la plaza de Armas a la calle Concepción Arenal; la calle Magdalena, que también tiene sus tramos peatonales, se destinará también a terrazas en el tramo entre Rubalcava y Tierra. Finalmente, Pardo Bajo será completamente peatonal, como ya lo viene siendo en las temporadas vacacionales de Semana Santa y Navidad.
Estas zonas de terrazas se completan con las del Cantón, calles peatonales durante todo el año –Real, Galiano y Dolores– o plaza de Amboage, como zonas de esparcimiento.
Aunque el último cierre de calles en Navidad no fue muy fructífero debido a que el mal tiempo impidió el disfrute generalizado de las terrazas, los hosteleros confían en sacar más partido a las terrazas de verano, sobre todo teniendo en cuenta que hay casi tres meses por delante para su aprovechamiento.

normativa
Las terrazas que se instalen ahora con estas medidas provisionales que solo afectan hasta el 14 de septiembre deberán, como explicó la concejala de Urbanismo,María Fernández, ajustarse igual que todas las demás de la ciudad a la normativa vigente, aunque la mayoría, al ser en calles no peatonales de forma habitual, se componen únicamente de mesas y sillas. En la calle María se permitirá, como se hizo en anteriores campañas, la colocación de los mismos toldos de los que disponían los establecimientos hosteleros de este vial del centro de la ciudad.
Con estas medidas, quedarían como calles principales para la circulación de vehículos por el centro de la ciudad, la calle de la Iglesia y la del Sol. La primera sería la de salida y la segunda de acceso al barrio de A Magdalena, además de los viales transversales, que no se encuentran cerrados al tráfico.

aparcamiento
En cuanto a zonas de aparcamiento, se restringiría por tanto el estacionamiento en las calles Pardo Bajo, María y Magdalena.
Cabe recordar, sin embargo, que las zonas azules, naranjas y verdes no se encuentran controladas como espacios de aparcamiento con limitaciones horarias, solo está en vigor la zona amarilla, dedicada a carga y descarga y que funciona los días de semana y los sábados, en horario de mañana y sin limitación los domingos y festivos.

Tres calles del centro se cierran desde mañana para poder instalar terrazas