Endesa recibe el primer camión a GNL que opera en el transporte de carbón

Presentación Camión de GLP en Endesa
|

Menos contaminante, menos ruidoso y más rentable. Con estas credenciales se presentó ayer en la terminal de Endesa en el puerto exterior de Caneliñas el primer camión propulsado por gas natural licuado –GNL– que opera en el transporte de mercancías en Galicia y el primero en España que trabaja específicamente con el carbón.
El vehículo, fabricado por Iveco en su planta de Madrid, realizó ayer su primer viaje desde la terminal hasta el parque de la central térmica de As Pontes, un trayecto que repetirá diariamente y cuya experiencia le servirá a la compañía energética para decidir si amplía la demanda de vehículos –este forma parte de la flota de la empresa Estéllez– que funcionan con este tipo de combustible, muy extendido ya en las grandes ciudades en los servicios de recogida basura e incluso en el transporte de viajeros.
El responsable de ventas de vehículos especiales de Iveco en España y Portugal, Italo Palmerini, explicó que todos los parámetros de este camión son más ventajosos en relación con un motor diésel. “A día de hoy”, señaló, “es la única alternativa viable y disponible a los combustibles convencionales en el transporte pesado”. El portavoz de Iveco quiso incidir en que las capacidades  y las prestaciones son las mismas,  pero el rendimiento económico de este Stralis es superior ya en el corto plazo –la diferencia de coste se amortiza, a lo sumo, en dos años– y los beneficios medioambientales “muy claros”. Precisamente a este último aspecto se refirió especialmente la responsable de la terminal de Caneliñas de Endesa, Ana Belén Paz, quien señaló que la apuesta empresarial de la compañía energética está condicionada por su “responsabilidad corporativa y social”. Paz destacó que esta iniciativa pionera es fruto del trabajo de sus tres actores –Endesa, Iveco y Transportes Estéllez– y persigue un único objetivo, reducir “al máximo” el impacto de la actividad de Endesa, en este caso propiciada por la “alta capacidad” que genera este tráfico, entre 3,5 y 5 millones de Tm. cada ejercicio, repartidas en 120.000 a 180.000 viajes. El vehículo que se incorporó ayer a la ruta del transporte del carbón a As Pontes evita la liberación a la atmósfera de 85 toneladas anuales de dióxido de carbono.
Endesa estudiará a partir de ahora los resultados de este nuevo vehículo para decidir si continúa por la senda iniciada ayer.

Endesa recibe el primer camión a GNL que opera en el transporte de carbón