La Policía Autonómica requisa 123 kilos en varias localidades

|

Caranza, A Malata, O Couto, la zona de entre castillos y Mugardos fueron las zonas de explotación marisquera de la ría de Ferrol en las que ayer puso el foco el Grupo de Resposta Policial –Erpol– de la Policía Autonómica a través de un operativo que también se desarrolló en otros puntos del litoral gallego, como Cabo de Cruz, Rianxo y A Coruña.
El balance total de esta intervención fue el decomiso de 123 kilos de almeja, medio centenar de identificaciones y la expedición de otras tantas actas de infracción.
En estos casos, el protocolo obliga a enviar una parte del decomiso a analizar para saber si la extracción ilegal puede ser constitutiva de delito –con niveles altos de contaminación microbiológica–. La legislación obliga a resembrar el resto del marisco en las zonas de las que fue extraído. Tanto Caranza como A Malata y O Couto son zonas C. n redacción

La Policía Autonómica requisa 123 kilos en varias localidades