Feijóo advierte de que quien fomente la división en el partido no tendrá su apoyo ni el del PPdeG

el presidente de la xunta, alberto núñez feijóo, comparece tras el consello da xunta efe/lavandeira jr.
|

El presidente de la Xunta y del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, subrayó ayer que en su partido “la división no tiene cabida” e insistió en que quienes la siembren no contarán con su apoyo: “Quien crea que fomentando la división va a tener el apoyo del partido y de su presidente, se equivoca”.

Así lo apuntó el jefe del Ejecutivo después de los diversos conflictos sucedidos en las últimas semanas en tres municipios por diferencias entre los miembros del PP de corporaciones locales, como la de Santiago.

A preguntas de los periodistas sobre si cree que el alcalde compostelano, Ángel Currás, debería dimitir tras ser imputado a raíz de la denuncia de un mando de la Policía Local por presunta prevaricación y supuesto acoso moral, subrayó que en este caso “tengo la misma opinión que tenía hace unos días”.

 

explicaciones

Tras reiterar, en la comparecencia posterior al Consello da Xunta, el respeto a la presunción de inocencia y a la actuación de la jueza que instruye la causa, Feijóo dijo, no obstante, ser partidario de que se ofrezcan “todas las explicaciones que sean precisas. Estaremos atentos, lo reitero una vez más, a lo que ocurra”.

Apuntó, asimismo, que el mencionado caso se encuentra todavía en fase de instrucción y cuando concluya “estaremos atentos”, reiteró el presidente, que remarcó que este caso compete a la justicia, mientras los responsables del PPdeG “tienen que estar atentos a las distintas decisiones que vayan adoptando” los tribunales.

Núñez Feijóo expresó su “firme convicción” de que la confianza obtenida por el Partido Popular de Galicia en las sucesivas citas electorales obedece a que los ciudadanos ven “unidad” en el PP.

Por tanto, subrayó, es “perfectamente posible opinar y discrepar, lo que no se puede es anticipar o anteponer las diferencias entre distintos miembros de un Gobierno a los intereses generales; por tanto, no podemos olvidar que la unidad es fundamental para ganar las elecciones, y tiene que seguir siendo fundamental” en el funcionamiento de las instituciones.

Para concluir, reiteró que respeta la presunción de inocencia y la acción de la justicia pero “la división no tiene cabida en el PP de Galicia ni en las competencias del presidente de este partido; la discrepancia y la opinión, por supuesto”.

La división “no tiene cabida en ninguna corporación de Galicia”, manifestó Núñez Feijóo, “con carácter general para todos los casos”.

 

imputación

Sobre si cree que estas imputaciones del alcalde, acusado de supuesto tráfico de influencias en la operación “Pokémon” que persigue una supuesta trama de corrupción, pueden dañar la imagen de Santiago, el presidente gallego señaló que es preciso conocer los detalles de las pesquisas judiciales y manifestó que la información que trasladan los responsables del municipio apuntan a que el denunciante es un policía expedientado por presuntamente emplear un coche oficial para hacer arreglos en su casa.

Esto le parece “lo suficientemente grave” como para comenzar un expediente sancionador, mientras el denunciante dice que no es correcto. “Vamos a ver si es correcto el expediente y si el alcalde cumplió su deber”, señaló el presidente.

Mientras tanto, el pasado miércoles dos concejalas del PPdeG de Pontedeume, que ostenta el gobierno local con mayoría absoluta, presentaron su renuncia al cargo que ocupaban, argumentando “motivos personales”, si bien la oposición interpreta esta decisión en supuestas diferencias en el ejecutivo local.

Las dos ediles que presentaron en el registro municipal esta semana su renuncia son María José Vázquez Romero, que se encargaba de la Concejalía de Deportes, y Ana María Maroño, responsable de Benestar Social.

Las dos ediles se habían incorporado al equipo de gobierno durante la actual legislatura, en la que el PP cuenta con mayoría absoluta en Pontedeume.

Feijóo advierte de que quien fomente la división en el partido no tendrá su apoyo ni el del PPdeG