CCOO estima “muy acertado” situar a Esteban García al frente de Navantia

Esteban García, durante unas jornadas en el campus industrial | d. alexandre
|

La federación de Industria de Comisiones Obreras valoró ayer como “positivo” el cambio en la presidencia de Navantia, con Esteban García Vilasánchez en sustitución de José Manuel Revuelta, aunque advirtió que la decisión es “insuficiente” para revertir la situación de los astilleros públicos. Por ello, recuerdan al nuevo responsable que “tendrá que esforzarse para despejar las dudas” en torno a su nombramiento.

En el comunicado publicado ayer, la federación celebra, por una parte, la marcha de Revuelta, al que calificaron como “el peor presidente de la historia de Navantia, por su incompetencia y su despotismo y por haber destrozado el sistema organizativo de la empresa”. Recuerdan, además, que el expresidente fue responsable “del vergonzante y obsceno proceso de negociación del IV convenio colectivo, anulado por el Supremo”. No olvidan desde el sindicato la “marca histórica de pérdidas” de Navantia, con más de 200 millones de euros.

En este escenario, celebran que con el nombramiento de García Vilasánchez se atienda a la petición de la parte sindical de elegir a un profesional “contrastado, con conocimiento del sector y de la empresa”, pues anteriormente ocupó el cargo de director de Programas de Navantia y fue director de las factorías de Ferrol y Fene bajo una única jefatura.

Despejar las dudas
Sin embargo, esta experiencia dentro de la empresa supone para el nuevo presidente un arma de doble filo que todos los sindicatos se han apresurado en señalar. Y es que, como recalca Comisiones, el nuevo presidente formaba parte hasta hace unos días de la anterior dirección y, por tanto, es “corresponsable” de las decisiones adoptadas.


Para “despejar las dudas”, según CCOO Industria, el mugardés Esteban García debería dar a conocer cuanto antes las bases de su proyecto para los astilleros públicos “y aclarar si habrá un verdadero cambio de rumbo o si se trata de una política meramente cosmética y continuista”.

El sindicato demanda con especial urgencia recuperar las relaciones laborales, que fueron “abandonadas” por su predecesor, y abonar las deudas contraídas con el personal de los astilleros, entre otras cuestiones. l

CCOO estima “muy acertado” situar a Esteban García al frente de Navantia