Sánchez da la sorpresa y premia a Iceta con la presidencia del Senado

el ideal gallego-9999-99-99-999-98fe62cb
|

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dio la sorpresa al elegir a Miquel Iceta para presidir el Senado, cámara en la que se hizo con la mayoría absoluta tras las elecciones generales. De esta manera Sánchez apuesta por situar un perfil catalanista, defensor del indulto a los presos y de la negociación política con el independentismo al frente de la institución que tiene la capacidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.


Iceta no es senador, pero puede lograr el escaño por designación del Parlament de Cataluña en sustitución del expresidente de la Generalitat José Montilla, informaron fuentes socialistas.


Las mismas fuentes explicaronque la propuesta partió ayer del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien le planteó la idea al primer secretario del PSC. Iceta sustituirá al popular Pío García-Escudero el 21 de mayo en la sesión constitutiva del Senado.


Iceta tiene antes que ser designado por el Parlament. José Montilla debe presentar su renuncia al escaño. El president  de la Cámara catalana, Roger Torrent, tendrá que poner en marcha los mecanismos en el legislativo catalán para elegir en un Pleno al sustituto.

Un perfil conciliador
Iceta simboliza, dentro del socialismo, la figura más conciliadora con el independentismo catalán. Hasta los días previos al referéndum del 1-O, defendió una negociación para encontrar una vía intermedia que evitara la aplicación del 155. “Ni DUI (declaración de independencia) ni 155”, no se cansaba de repetir.


Incluso en plena campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, defendió la posibilidad de indultar a los presos del procés si fueran condenados, una posición que perjudicó las expectativas electorales del PSC, según reconocieron a posteriori dirigentes de la cúpula del PSOE.


El líder del PSC, compatibilizará por ahora su escaño en el Parlament, dada la “incertidumbre” política en Cataluña, con la presidencia del Senado, a la que previsiblemente accederá después de que se constituya la Cámara Alta el 21 de mayo.
Fuentes socialistas coinciden en señalar que si dentro de un tiempo renunciara, se perfilaría como un relevo natural al frente del grupo parlamentario su número dos en la Cámara catalana, la portavoz Eva Granados.


Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, se mostró “muy preocupado” por que el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, sea propuesto para presidente del Senado.


“Si el presidente del Senado, que tiene que aplicar el artículo 155, es el que ha dicho que habrá una consulta sobre independencia en Cataluña en diez años, me deja muy preocupado”, señaló.


Por otro lado, el presidente del PP consideró que esta semana “no era plan profundizar” en la necesidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, sobre todo teniendo en cuenta que el presidente del Gobierno está en funciones, pero ha reivindicado que el PP tiene “cierta credibilidad” a la hora de aplicar la ley y la Constitución en Cataluña y que su línea de trabajo es “no dar concesiones a los independentistas”. 


Mientras, la ministra en funciones de Política Territorial reiteró que “en este momento no se dan las circunstancias admisibles” para aplicar el artículo 155, algo “excepcional para casos muy excepcionales”.

Sánchez da la sorpresa y premia a Iceta con la presidencia del Senado