El local Tomás Mucientes gana tres combates y acaba noveno en Praga

Tomás Mucientes pasará toda la semana entrenando en tierras checoslovacas J. Meis
|

 

No logró entrar dentro de los puntos pero su novena posición y, sobre todo, el hecho de haber ganado tres combates ante adversarios de nivel hicieron que Tomás Mucientes saldase su concurso en la Copa de Europa junior que el pasado fin de semana se celebró en Praga con muy buenas sensaciones. Más teniendo en cuenta que, tras los problemas en un hombro que sufrió en los últimos meses y que le impidieron entrenar con regularidad, el joven deportista del Judo Bitácora llegaba muy bien técnicamente pero algo “justo” en lo que a la preparación física se refiere.
Mucientes, que compitió en la categoría de menos de 73 kilos de peso corporal, arrancó el campeonato con gran intensidad, solventando con autoridad los dos primeros combates, en los que se midió, sucesivamente, al húngaro Gabor Sarhegyin y al local Patrick Polivka. A partir de ahí comenzaron las dificultades para el ferrolano, que en la tercera ronda se topó con Hidayat Heydarov, tercero en el ranking mundial de la categoría de edad.
Consciente de que, si ganaba, accedería a las semifinales del torneo y tendría garantizado sumar algunos puntos, Tomás Mucientes se la jugó todo en este combate que no empezó nada mal para él. El departamental aguantó el tipo durante los dos primeros minutos pero, a partir de ahí, el azerbaiyano impuso esa frescura que solo exhiben los judokas que acostumbran a tener un alto ritmo de competición.
Mediado el combate, Heydarov marcó un “yuko” y, a partir de ahí, se dedicó a gestionar esa ventaja. Tomás Mucientes puso todos sus esfuerzos en neutralizarla y, a la contra, su adversario, que a la postre se colgó el bronce, logró un segundo “yuko” que sentenció el duelo.
El judoka del Bitácora accedió a la repesca pero lo hizo ya muy mermado pues, por el sistema de competición, apenas disfrutó de descanso entre un duelo y otro. Con todo, logró superar al alevín Fabian Mattiss en su primer emparejamiento, pero cayó, agotado, con el georgiano Gica Gigauri en el emparejamiento con el que despidió el torneo.
Mucientes, sin embargo, permanecerá toda esta semana entrenando en la ciudad con un grupo de trabajo de la Federación nacional. El joven todavía aspira a disfrutar de una de las plazas vacantes en la selección española para el Campeonato de Europa de la categoría que se disputará en Málaga en el mes de septiembre y al que España acudirá con diez judokas repartidos en los ocho pesos.

El local Tomás Mucientes gana tres combates y acaba noveno en Praga