Toda la plantilla de Noa Madera secunda la jornada de huelga contra los cambios estratégicos de Malasa

Protesta de los trabajadores de Noa Madera Creativa frente a la oficina comercial del Grupo Malasa
|

La totalidad de la plantilla de Noa Madera Creativa, compañía de construcción de locales comerciales con sede en el polígono Vilar do Colo, en Fene, apoyó ayer la jornada de huelga convocada por el comité de empresa en protesta por la presunta estrategia de deslocalización de su matriz, el Grupo Malasa. Unos 200 empleados, entre operarios y personal técnico y administrativo, participaron en las diferentes concentraciones organizadas desde su representación sindical y aprobadas en asamblea.

El conflicto laboral, que se venía fraguando desde finales del año pasado, explotó la semana pasada tras recibir los trabajadores de la Oficina Técnica, asegura el comité, cartas de traslado a las instalaciones de Malasa en Cerceda. Así, la parte social de la compañía decidió por unanimidad llevar sus protestas al corazón del grupo matriz, en Cambre, y a las puertas de la sede de su principal cliente, Inditex.

Tres protestas en un día

La jornada arrancó a primera hora de la mañana con el levantamiento de un piquete informativo frente a la factoría fenesa. En las instalaciones, según relató el comité de empresa, únicamente hicieron acto de presencia el actual gerente de la planta y la responsable de recursos humanos.

Poco después, en torno a las nueve de la mañana, los trabajadores se desplazaron hasta las instalaciones de Comercial Malasa, en el área de O Temple, Cambre. Este punto resultó especialmente significativo, dado que, pese a que la sede del grupo se encuentra en Cerceda, estas oficinas son su lugar de nacimiento.

La tercera protesta de la jornada tuvo lugar pasadas las 10.30 horas frente a las puertas de las oficinas centrales del Grupo Inditex, en el polígono industrial de Sabón, en Arteixo. La importancia de esta concentración en particular radicaba en el hecho de que el gigante textil fundado por Amancio Ortega es uno de los principales clientes tanto de Noa como de Malasa, lo que aporta una mayor visibilidad al conflicto.

Resultados positivos

Durante las protestas, el comité de empresa reiteró su denuncia de traslado de personal y cambios “en las condiciones laborales de algunos trabajadores aludiendo a la supuesta mala situación económica por la que está pasando” la compañía.

Y es que, tal y como apuntaron, este argumento “choca con el hecho de que Noa sea una de las empresas gallegas que experimentó mayor crecimiento –en referencia al galardón concedido por Cepyme el pasado mes de octubre– y con los proyectos para ianugurar una factoría en México, que empleará a 300 personas”. Cabe recordar que Malasa ya trató de realizar un ERE en la empresa fenesa tras su adquisición en el año 2018. l

Toda la plantilla de Noa Madera secunda la jornada de huelga contra los cambios estratégicos de Malasa