El papa califica de hipócritas a los religiosos que “viven como ricos”

. Kkottongnae (Korea, Republic Of), 16/08/2014.- Pope Francis visits a garden of white crosses that symbolize unborn children due to abortion in Kkottongnae, South Korea, 16 August 2014. Pope Francis is on an official visit to South Korea from 14 to 18 Au
|

El papa Francisco criticó ayer la “hipocresía” de los religiosos que viven de forma ostentosa y rompió una lanza a favor del celibato en la tercera jornada de su visita a Corea del Sur, iniciada con una multitudinaria misa en Seúl.

El pontífice censuró “la hipocresía de los hombres y mujeres consagrados que profesan el voto de pobreza y, sin embargo, viven como ricos” en su encuentro con 4.000 miembros de las comunidades religiosas surcoreanas en el complejo de Kkottongnae, unos 100 kilómetros al sur de la capital.

Esta actitud “daña el alma de los fieles y perjudica a la Iglesia”, según Francisco, que advirtió al clero de Corea del Sur –un país que ha protagonizado un rápido progreso material en las últimas décadas– del “peligro que plantea el consumismo sobre la pobreza de la vida religiosa”.

Sobre la castidad de los religiosos, expresó que saben “lo exigente que es y el compromiso personal que comporta”, y admitió que existen “tentaciones en este campo” a las que combatir con “humilde confianza en Dios, vigilancia y perseverancia”.

El papa, que en otras ocasiones ha manifestado una posición abierta a la hora de abrir un debate sobre el celibato, rompió así una lanza por la castidad.

Francisco además visitó un cementerio de fetos abortados como parte de su visita al centro católico de atención de discapacitados de Kkottongnae al sur de Seúl, en la tercera jornada de su viaje a Corea del Sur.

Francisco se acercó a “Taeahdongsan”, un jardín donde se puede pude ver un estatua de la Sagrada Familia rodeada de cientos cruces blancas que representan a los no nacidos, donde oró en silencio, un lugar que los coreanos denominan “cementerio de bebés abortados”.

También el papa celebró una ceremonia de beatificación de 124 mártires coreanos en el centro de Seúl con la asistencia de cientos de miles de personas, en el principal evento de su visita a Corea del Sur.

Corea del Sur cuenta con una alta tasa de abortos, y según los últimos datos oficiales publicados, en 2005 se practicaron 340.000 interrupciones voluntarias del embarazo frente a 440.000 nacimientos. n

El papa califica de hipócritas a los religiosos que “viven como ricos”