Unas obras en A Coruña provocan una discusión entre el alcalde y los vecinos

Algunos vecinos mostraron al alcalde su malestar con la intervención que se está llevando a cabo en Monte Alto | quintana
|

"Ferreiro, hay que arreglar esta parte de la calle también, no poner solo una parte bonita que los votos están ahí también”. Esas palabras fueron dedicadas ayer por un vecino de la calle de la Marola al alcalde con respecto a las obras que se están realizando en esta vía y que siguen sin contar con el respaldo de los habitantes de la zona.
El alcalde respondió al comentario del improvisado invitado diciendo que tomaba nota y que los votos estaban “alí y aquí tamén”, en referencia al tramo sobre el que se está trabajando para su peatonalización.
Este vecino de la calle de la Marola dejó ver el malestar existente por la decisión tomada por el Gobierno municipal y que otro vecino secundó desde la ventana de un edificio.
Xulio Ferreiro replicó también al más insistente que “pouco a pouco” se harán cargo de mejorar las condiciones de una vía que conecta la ronda de Monte Alto prácticamente con Vereda del Polvorín.
Mientras el alcalde atendía a los medios de comunicación, el concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, que junto a la edil Claudia Delso acompañaba a Ferreiro en la visita de las obras, se encargó de rebajar los ánimos del vecino. Una vez finalizada su comparecencia, el regidor se acercó para conversar con el “insatisfecho” vecino y posteriormente recorrieron toda la calle mientras atendía a las explicaciones de este ciudadano junto a los otros dos concejales.

Camiño do Vixía
Los trabajos que se están realizando desde el pasado mes están enmarcados dentro del proyecto del Camiño do Vixía, a través del cual la Marea pretende mejorar la movilidad y favorecer el tránsito de peatones en detrimento de los vehículos. Según indicó el propio regidor ayer en el lugar, estos trabajos para la peatonalización en el tramo que va desde la calle de Santo Tomás hasta el cruce con las de Suevia y Doctor Ferrant estarán finalizadas a mediados del próximo mes.
La actuación tiene como finalidad transformar la actual superficie en una plataforma única con el uso de un pavimento liso y sin irregularidades, y continuo en algunas partes para el paso del tráfico en la intersección con las calles de Suevia, Doctor Ferrant y la continuación de la Marola.
Las protestas de ayer de los vecinos no fueron un hecho aislado, ya que desde que se dio a conocer esta idea las voces discordantes han sido la nota más predominante en torno a esta actuación.
La principal queja de los habitantes de Monte Alto, y particularmente de esta zona, viene provocada por la pérdida de plazas de aparcamiento en esta zona que se producirá cuando se lleven a cabo las modificaciones que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento.
Mientras tanto, el Gobierno local decidió seguir adelante con uno de sus proyectos urbanísticos de mayor entidad a pesar de las protestas por parte de los vecinos.
La iniciativa del Camiño do Vixía pretende construir un itinerario de preferencia peatonal que vertebre el barrio entre la plaza de España y la ronda de Monte Alto.
Los tipos de actuaciones que se llevarán a cabo serán de diferente calibre y afectarán a vías como la calle de la Torre, Vereda de Polvorín, Suevia, Vía Ártabra o la propia ronda, en la que la intervención se centrará en modificar las plazas de aparcamiento para aumentar la cantidad existente en la actualidad pasando de en línea a batería.
Sin embargo, para parte de los vecinos esto no solucionará el problema, ya que se perderán los espacios en otras zonas en los que son más necesarios y cumplen otras necesidades.
El proyecto fue presentado a finales del año pasado y durante este verano se comenzaron a ver las primeras actuaciones, que por el momento continúan provocando el mismo rechazo que en el momento de su transmisión a los ciudadanos.

Unas obras en A Coruña provocan una discusión entre el alcalde y los vecinos