El Racing vuelve por sus fueros

fútbol entre el Racing y la Sociedad Deportiva Logroñés
|

El Racing de las grandes ocasiones está de vuelta. La goleada de ayer ante la Sociedad Deportiva Logroñés devuelve al primer plano a ese equipo que a lo largo de buena parte del campeonato se convirtió en un referente por su buen juego, acompañado de resultados positivos. Es lo que buscaba el cuadro verde con vistas a la parte final del campeonato liguero del grupo I de Segunda B, en el que espera confirmar su posición entre los cuatro primeros de la tabla clasificatoria y, si es posible, luchar por el título. Porque el conjunto que ostenta en la actualidad ese puesto, el Racing de Santander, se demostró hace ocho días que no es superior al que lo sigue en la clasificación.
No se le pudieron poner mejor las cosas al Racing en el partido de ayer, porque en poco más de diez minutos marcó dos goles y dio la sensación de estar muy por encima de su rival. Y no porque el equipo ferrolano realizase un juego especialmente brillante, sino porque sacó provecho de los fallos cometidos por su oponente –en el primer tanto, gracias a una internada de Marcos Álvarez por la banda izquierda que Manu Barreiro remachó a gol; en el segundo, tras un centro desde la derecha en el que Dani Rodríguez se adelantó al portero visitante para marcar– para dejar el encuentro casi visto para sentencia.
La ventaja, claro, provocó una pequeña relajación del equipo ferrolano, que se vio con el partido resuelto a falta todavía de muchos minutos para el final. Eso le dio algo de aire a la escuadra riojana, que fue en este tramo del compromiso cuando más se acercó a la portería visitante, sobre todo por los desajustes del cuadro verde. Fue así como llegaron sus mejores opciones, dos lanzamientos desde fuera del área de Javi Torres y Candelas que, sin embargo, se toparon con la presencia de Camacho.

SUPERIORIDAD
Al cuadro verde, en cambio, no le hizo falta apretar en exceso para volver a rondar la portería contraria. Y, como además, la escuadra riojana le dio muchas facilidades para que sus intentos llegasen en posiciones claras, el Racing marcó otros dos tantos antes del descanso para que el encuentro, si ya no estaba sentenciado, lo estuviese bastantes más. Uno, gracias al remate de Pablo Rey para remachar una jugada ofensiva del cuadro verde en la que la defensa de la Sociedad Deportiva Logroñés apenas presentó oposición. El otro, mediante el cabezazo de Víctor Vázquez al rematar un balón suelto dentro del área visitante ante la poca contundencia defensiva de la escuadra riojana. Así que el compromiso llegó al intermedio con poco más que contar por lo visto hasta ese momento.
El partido estaba totalmente sentenciado y la diferencia entre ambos contendientes, reflejada a lo largo de la primera parte, así que el segundo acto se convirtió casi en un trámite. De todas maneras, la superioridad del cuadro verde le hizo aumentar más su renta en una jugada similar a como habían llegado muchos de sus goles anteriores. Esta vez fue a través de una internada por la banda derecha de Vela, que centró para que Dani Rodríguez rematase primero y Marcos Álvarez remachase, tras el despeje del portero visitante Mandaluniz, a continuación al fondo de las mallas de la meta visitante.
El Racing ya tenía bastante, así que sus revoluciones bajaron a partir de entonces. Y, puesto que la Sociedad Deportiva Logroñés no aparentó tener argumentos para evitar lo que estaba pasando, el encuentro se introdujo en un clima de sopor del que solo salió con un disparo al poste de Pablo Rey y el gol final del capitán, remachando a la red un disparo de Jorge Rodríguez que no cogió puerta. Fue el final de la demostración de que el cuadro verde vuelve a parecerse al que fue buena parte de la competición y que, de esta manera, espera asegurar un puesto para luchar así por el ascenso.

El Racing vuelve por sus fueros