La ferrolana Lucía Bada Díaz, premiada en la Conferencia Europea de Ciencia

Lucía, con el premio que le concedieron en la sexta edición de la Conferencia Internacional en Farmacología y Plantas Medicinales | Emilio Cortizas
|

La farmacéutica e investigadora de la USC Lucía Bada Díaz, natural de Ferrol, fue galardonada con el Premio al mejor póster en la EurSciCon 2018.
La joven ferrolana descubrió su pasión por las plantas medicinales en sus primeros años de carrera. “Yo estudié Farmacia en la Universidade de Santiago de Compostela. La idea con la que yo inicié la carrera era orientarme hacia la farmacia militar. No obstante, pronto cambié de idea. En mi primer año di botánica y ya me pareció muy interesante, pero fue al cursar Farmacognosia, que es la farmacología aplicada a las plantas, cuando decidí que eso era a lo que me quería dedicar”, explica.
Tras graduarse, Lucía cursó un máster en Investigación y Desarrollo de Nuevos Medicamentos. Posteriormente, al acabar sus prácticas, empezó a ejercer como farmacéutica. Sin embargo, la idea de investigar en la rama de las plantas medicinales seguía rondando su cabeza. Este fue el motivo que la llevó en su último año, dedicado a la elaboración del trabajo de fin de máster (TFM), a sugerirle a su tutora realizar una tesis doctoral que versase sobre esa temática.
“Cuando me preguntó en qué planta iba a centrar mi investigación, le contesté que aún no disponía de ninguna especie a estudio, creyendo que iba a tirar por tierra mi idea. Pero, en lugar de ponerme pegas, me animó a seguir adelante con la idea. Tuve mucha suerte en ese sentido al encontrarme con un tutor que estaba tan por la labor. Mi tutora siempre me recuerda que cuando acudí a ella para preparar mi tesis no fue capaz de decirme que no, aunque realmente no había nada sobre lo que investigar”, cuenta
Lucía, a la que sus amigos se refieren cariñosamente como “la loca de las plantas”, adora ir a coloquios sobre la temática. En una de estas charlas fue precisamente donde encontró el proyecto en torno al cual central su investigación. “En una conferencia conocí a la farmacéutica María Moure, que estuvo dos años viviendo en la Serra do Courel con objeto de recopilar información sobre el uso tradicional de las plantas medicinales. Durante su estancia entabló amistad con los lugareños, a quienes entrevistaba para recoger datos sobre los males que afirmaban que curaba cada planta. Cuando mi tutora tuvo conocimiento de este contacto me sugirió que hablase con ella para solicitarle información, con la cual podríamos hacer una revisión para conocer si alguna de esas plantas del Courel estaba aún sin investigar. Al proponérselo, María, muy amablemente, nos cedió todo su estudio a un grupo de investigación de Santiago. Podría decirse, por lo tanto, que mi tesis está vinculada al libro que María Moure va a sacar con la información recopilada”, incide Lucía Bada.
De este modo, la investigadora ferrolana empezó a realizar la revisión bibliográfica de toda la variedad de plantas de la Serra do Courel. El objetivo era determinar cuáles ya habían sido estudiadas. Finalmente, encontró cuatro especies con las que desarrollar su tesis.
“Al principio nos centramos en un solo ejemplar, porque el estudio de una planta desde el punto de vista de la medicina da para mucho: se obtiene la planta, la maceras con distintos disolventes y, a partir de ahí, extraes fracciones, purificas y dilucidas las estructuras, extraes compuestos también, procesos que llevan muchísimo tiempo”, explica la ferrolana.
Lucía reside actualmente en Santiago, donde también continuó trabajando de forma parcial al tiempo que inició su estudio. Posteriormente, como el equipo de investigación disponía de una partida para congresos que no había sido usada, sus tutores le propusieron que presentase su tesis en la EuroSciCon de este año, en concreto en la sexta edición internacional de la conferencia en Farmacognosia y plantas medicinales. Esta tuvo lugar los días 16 y 17 de abril en Ámsterdam, Holanda.
Una experiencia gratificante
La doctoranda precisó de una preparación previa para poder acudir a este evento. “Tuve que hacer ensayos farmacológicos preliminares, porque en el mundo de la planta primero se realiza la investigación estructural y después ensayos en ratas, encimas, etc. También redacté mi primer artículo científico “, asegura.
Lucía fue al congreso un poco cohibida, pero la valoración final de su experiencia es positiva. “Era el primero al que acudía, además a nivel internacional, por eso al principio estaba un poco desubicada. Había gente de todo el mundo, pero me llamó la atención el poco número de investigadores europeos que acudieron. Para mi fue un shock ver el abstract [resumen documental] de mi artículo y saber que se iba a publicar en una revista americana especializada en farmacología. Entre eso y el premio sentí ganas de llorar de alegría, porque no me lo esperaba. Cuando acudí al congreso lo hice para vivir una experiencia nueva, y me vine con el premio gordo a un esfuerzo no solo mío, sino de muchas personas, María Moure, mis tutores, a los que considero ya como de mi familia y que me apoyan en todo momento, por lo que les estoy eternamente agradecida”, enfatiza.
La joven destaca, además, la dureza del trabajo de investigación “hoy en día es muy costoso sacar adelante una tesis, realmente te tiene que apasionar el tema. Yo tengo la suerte de que me encanta mi materia y no me importa pasarme las horas que sean necesarias en el laboratorio. En mi día a día tengo una jornada laboral de ocho horas y por las tardes me voy al laboratorio a investigar. Hay que poner mucho esfuerzo para desempeñar este trabajo. A veces resulta duro porque reduce mucho tu vida social, estar con los amigos y familia, pero por otra parte el sacrificio compensa”, asegura.
El estudio de Lucía parte de la misma base que las tradicionales sanadoras gallegas. “Lo que se lleva ahora es la investigación de síntesis orgánica. Nosotros creamos los compuestos, que extraemos de la naturaleza, lo cual lleva bastante tiempo y probamos si los remedios naturales de los habitantes de O Courel son realmente efectivos”, afirma. l

La ferrolana Lucía Bada Díaz, premiada en la Conferencia Europea de Ciencia