El despempate priva a Alvariño del bronce europeo

|

Nothingham, la tierra de Robin Hood, no trajo fortuna a los integrantes del conjunto nacional de arco masculino, tanto compuesto como recurvo, ya que en ambos casos la selección española tuvo que conformarse con la cuarta posición. 
Ayer, en la última jornada del Campeonato de Europa que durante esta semana se dirimió en tierras británicas, el pontés Miguel Alvariño junto con sus compañeros Miguel Pifarre y Juan Ignacio Rodríguez, se vio las caras con los arqueros de Bélgica en el duelo por la medalla de bronce. Fueron los españoles los primeros en anotarse el set inicial y de un modo que hacía presagiar una eliminatoria más o menos cómoda, con un 50-54. Si bien los belgas afinaron sus arcos para ponerse por delante, ganando en las dos siguientes mangas (53-52 y 53-51). El arquero pontés y sus compañeros volvieron a ponerse el mono de trabajo en un set decisivo, en el que lograron forzar el desempate, ayudados asimismo por dos sietes firmados por su rival para el 50-54 final. 
La “pérdida” de puntería belga fue solo un espejismo, ya que en las tres flechas de desempate, Ramaekers, Adriansen y Thiry firmaron sendos dieces y un ocho, por dos ochos y un nueve del conjunto español formado por Alvariño, Pifarre y Rodríguez en este Europeo para ser, finalmente, cuartos. 
Concluye así una cita continental en la que el del Sílex no pudo repetir presencia en el podio al igual que en Medellín, al finalizar decimoséptimo en la prueba individual. Las buenas noticias locales llegaron en esta ocasión con la actuación de Blázquez –Narón–, bronce por equipos mixtos y cuarto en masculinos y quinto individual.

El despempate priva a Alvariño del bronce europeo