Una temporada de luces y sombras

El Racing combinó partidos de gran nivel con otros más discretos | daniel alexandre
|

El análisis numérico de lo que para el Racing ha sido la temporada 16/17 confirma que la irregularidad es su principal característica. Estadísticas muy buenas y otras realmente discretas hablan de una campaña en la que el equipo ferrolano se quedó ya desde muy pronto sin posibilidades de luchar por el ascenso a Segunda, que es el objetivo se que se había marcado. Inmerso incluso una jornada en los puestos de descenso directo, solo la mejoría de las últimas semanas han hecho que, al menos, pudiese maquillar la campaña clasificándose para la próxima edición de la Copa del Rey. Este es un repaso a lo mejor y a lo peor de una temporada que, en líneas generales, debe ser para olvidar para el cuadro verde. l

Una temporada de luces y sombras