Ferrol y Fendetestas comparten competición

recta final del partido del Rugby Ferrol ante el Gaztedi
|

Pequeña revolución en el rugby gallego. Así se puede definir la temporada que arrancará en breve y en la que las dos categorías masculinas absolutas, en las que militaban Rugby Ferrol y Fendetestas As Pontes, se han fusionado en un único campeonato con más equipos aunque con no mucho más recorrido en lo que a su calendario se refiere. 

Por el camino se han quedado algunos filiales, dando como resultado una liga con trece formaciones y un sistema de competición con una primera fase a una única vuelta que se prolongará del 6 de octubre al 7 de marzo; y una segunda con eliminatorias directas, a partir de cuartos de final, que se extenderá hasta la gran final a finales de abril. Con esta modificación, el objetivo de la Federación Gallega era lograr que los participantes disputasen más partidos y los conjuntos que alcanzasen la fase de ascenso llegasen con ritmo de competición –con anterioridad había un parón de casi un mes–. Sin embargo, el hecho de que la etapa inicial se dispute a una sola vuelta hace que, en definitiva, el número de partidos globales no varíe sustancialmente. 

Lo que sí temen muchas formaciones, entre ellas el Rugby Ferrol y el Fendetestas, es que las diferencias entre los equipos de la zona alta de la tabla y los de la zona baja sean abismales. Si ya el año pasado en la Primera categoría el cuadro ferrolano y Os Ingleses de Vilagarcía dominaron con claridad la competición sin prácticamente adversario, la llegada de varios equipos desde Segunda, con planteamientos y aspiraciones mucho más modestas, ahondará en estas diferencias. “No va a beneficiar a nadie jugar con equipos de niveles tan diferentes. No es bueno ni para los de arriba ni para los de abajo”, esgrime Cristóbal Dobarro, presidente del Rugby Ferrol.

En términos similares se posicionan en el Fendetestas. Xose Montero, integrante del club pontés, ve la competición más complicada para un equipo como ellos, cuya aspiración pasa “por seguir rodando e que haxa rugbi en As Pontes”, que tendrá que verse las caras con formaciones de mucho más nivel. “Para nos é máis difícil plantarlles cara, pero tamén haberá equipos máis accesibles”, apunta.

En cualquier caso y al margen de las bases de competición, tanto ferrolanos como ponteses trabajan con ilusión desde hace semanas para afrontar con garantías el campeonato.

Ascenso
Los primeros con grandes aspiraciones y el ascenso de nuevo en su punto de mira. Aunque el suyo es un plan a largo plazo que pasa por la difusión y consolidación del rugby en la ciudad, a nivel deportivo “el año pasado fue bueno y este podemos mejorar algunas cosas que hicimos”, explica su técnico, Juan Pablo Chorny. 

La formación departamental disputó a principios de septiembre un partido por el ascenso y, aunque no logró el objetivo, sí le valió para comenzar su preparación y, sobre todo, demostró el “compromiso” de todos sus efectivos. Esa será una de las claves del éxito de la formación ferrolana, a juicio de su preparador que augura que, durante la primera parte del campeonato, “trataremos de potenciar a nuestros jugadores y dar minutos a los de cantera para llegar bien al final de la Liga Gallega y la fase de ascenso”. 

En ese sentido, Chorny valora el hecho de que entre la pasada temporada y esta serán doce los jugadores de las categorías de base del club ajedrezado que asciendan al primer equipo, y lo hacen “para subir el nivel”. El Rugby Ferrol mantendrá la base nacional de su última campaña, en la que también continuará el argentino Emiliano Cabrera. A él se le unirán sus compatriotas Agustín Galiano y Guillermo Pizzi, y los neozelandeses Reece Franklin y Trent Reti.

En el Fendetestas las pretensiones son mucho más modestas y pasan por dar continuidad a una disciplina muy arraigada en la villa. Fede, segundo hasta hace muy poco de Chorny en el Rugby Ferrol, se ha hecho cargo de la preparación del equipo. Una formación que ha sufrido varias bajas, pero también la incorporación de dos jugadores de su cantera: Vladimir y Brais.

Ferrol y Fendetestas comparten competición