Los efectos del viento dejaron paso a inundaciones por fuertes lluvias

temporal vallas publicidad rotonda Marcide
|

La jornada de ayer fue mucho más tranquila que la del pasado viernes y los efectivos de la Policía Local y de Bomberos si bien recibieron múltiples llamadas y  efectuaron salidas para retirar ramas, cables y algún poste actuaron en incidencias menores.
En Ferrol el viento de la noche del viernes dejó secuelas nuevamente en las grandes estructuras de cartelería. Así, del mismo modo que sucedió en la jornada anterior en la carretera de La Trinchera, en la mañana de ayer los Bomberos se desplazaron a la rotonda de la residencia Arquitecto Marcide para retirar nuevamente paneles publicitarios que habían caído y revestían peligrosidad. No fue necesario un corte de tráfico continuado sino solo  durante el tiempo en el que duraron los trabajos de retirada de los paneles.
También se produjeron inundaciones por la mañana en la zona de A Gándara –inmediaciones del tanatorio Artabria– y en el vial de Ciudad Jardín –O Boial–. Detrás del Fontenla Maristany también se cortó durante un tiempo una calle por la caída de cascotes.
En el municipio de Narón, tanto Policía Local como Speis actuaron durante la jornada en la retirada de uralitas de algunas edificaciones y terrazas, persianas que se habían soltado con el viento o retiradas de cables que ocupaban algunas pistas. En Cabanas, en la zona de La Magdalena cayó algún árbol y un muro del aparcamiento.
Esta fue la tónica general en la mayoría de los municipios de la comarca, donde hubo incidencias pero de poca consideración. 
Las previsiones de mal tiempo hicieron que se suspendiesen algunos actos previstos para el sábado, como la ofrenda floral en el monumento a Concepción Arenal, en Ferrol, con motivo de la conmemoración del aniversario de su fallecimiento. También el mercadillo de Caranza se pospuso por las posibles lluvias y vientos que se anunciaban.
En cuanto a las actividades deportivas se celebraron con normalidad –salvo el partido del Racing, por los desperfectos en A Malata–, incluso aquellas que tuvieron lugar al aire libre, ya que no había ninguna indicación oficial al respecto, dejando las decisiones a potestad de los clubes.

sistema eléctrico
Donde todavía padecieron ayer las consecuencias del temporal del viernes fueron en concellos como Cedeira o Cerdido, donde algunas parroquias vivieron una jornada sin luz, por los daños en el cableado eléctrico.
En Cedeira se recuperó a media tarde y en Os Casás –Cerdido– continuaba trabajando a última hora una cuadrilla para poder restituir el servicio eléctrico que hizo que pasasen 48 horas sin suministro.
Los problemas de caídas de postes hicieron que cerca de 50.000 clientes de Fenosa se viesen afectados y fueron necesarios operarios de fuera de Galicia para ayudar en las obras. n

Los efectos del viento dejaron paso a inundaciones por fuertes lluvias