Aira quiere un Racing poderoso cuando juegue en su propio campo

José Manuel Aira, entrenador del Racing / Ferrol
|

Si, como aseguró el entrenador del Racing, José Manuel Aira, las dos victorias encadenadas a domicilio en los feudos de Dorneda y Somozas lanzaban un mensaje a los rivales del equipo ferrolano de que este es capaz de competir y adaptarse en campos difíciles como esos, ahora lo que quiere el cuadro verde es hacer de A Malata un auténtico fortín. “Debemos poner todo de nuestra parte para hacer bien las cosas y que no se escapen puntos de casa. Tenemos que hacernos fuertes ya desde el principio, dado que fuera resulta mucho más complicado”, reconoce el preparador de la escuadra de la ciudad naval.

Será también la manera de ampliar la racha de victorias consecutivas que lleva el Racing –ya acumula cinco–, una serie que demuestra, según Aira, que la plantilla está formada por “futbolistas con hambre, que tienen ganas de quitarse las malas sensaciones que hubo la temporada pasada, porque para ellos es un reto intentar ganar el partido de cada domingo”. Por eso, el preparador berciano desea prolongar esta serie lo máximo posible, aunque sin obsesionarse con superar los once triunfos que suponen el mejor inicio liguero racinguista en Tercera. “Me preocupa el Villalonga; nada más”, dice.

dificultades

De hecho, Aira alerta de las dificultades que va a trener el Racing en este partido y recuerda que “si nos confiamos nos vamos a llevar un susto, seguro”. Incluso, el entrenador racinguista habla del Villalonga como una de las revelaciones de lo que va de temporada y recuerda que a falta de un mes para que empezase la competición no se sabía si iba a participar. “Hacer un conjunto tan rápido como lo hizo su entrenador y que rinda bien desde el principio tiene mucho mérito”, dice Aira antes de señalar que, a su juicio, el cuadro de Sanxenxo destaca sobre todo por su valentía. “Intenta apretar arriba, robar cerca del área rival y eso habla de que no es un equipo que se quiera meter en su campo”, apunta.

Así que, para contrarrestar las virtudes del contrario, Aira confía en que sus jugadores conserven la humildad mostrada hasta ahora y el respeto por los rivales. “Si hacemos eso, creo que tenemos potencial de sobra para competir bien todos los domingos”, reconoce. A partir de ahí, el cuadro verde intentará continuar encadenando victorias y puntos. “Será mucho mejor para todos”, reflexiona el preparador.

 

Aira quiere un Racing poderoso cuando juegue en su propio campo