IEN por Europa insta al Gobierno central a despejar el futuro del naval ferrolano

|

La organización empresarial IEN por Europa (Iniciativa Empresarial del Noroeste) considera que las restricciones de Bruselas a la construcción del dique flotante son consecuencia de los acuerdos de 2004, “que limitan toda actividad civil hasta el 31 de diciembre de 2014”. Por ese motivo, la entidad que preside Manuel Pérez Pérez reclama “una acción política seria e insistente del Gobierno central, único competente en la materia, ya que fue el que suscribió los mencionados acuerdos, para abrir de forma definitiva todas las posibilidades de negocio en un mercado que debería ser de libre competencia”. Manuel Pérez apunta que Navantia debería conocer de antemano esas limitaciones y que “da la impresión de que ni Navantia ni la SEPI han puesto el empeño obligado para ayudar a los astilleros ferrolanos”.
El presidente de IEN por Europa cree que construir el dique vulnerando dichos acuerdos “conllevaría el riesgo de que la UE tratase de ampliar las restricciones, como ya sucedió con motivo de la financiación irregular de los astilleros públicos”. Más aún, Pérez descarta la posibilidad de que se adelante el fin del veto pero alerta de que Bruselas pretenda prorrogarlo. La entidad llama a las asociaciones empresariales a hacer un frente común en defensa de la recuperación del mercado civil y considera que la CEG ha de capitanear esa demanda. n redacción

IEN por Europa insta al Gobierno central a despejar el futuro del naval ferrolano