La importancia de marcar

Racing de Ferrol contra Aviles
|

juan quijano 
ferrol

De los 18 partidos de la liga regular en los que el Racing ha ejercido de visitante, solo en cuatro se quedó sin marcar –por orden cronológico, frente a Marino, Sociedad Deportiva Logroñés, Burgos y Racing de Santander–. Eso es lo que el equipo ferrolano quiere evitar en el encuentro de ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda, el que el domingo lo enfrenta al Gimnàstic en el Nou Estadi de Tarragona. Será la manera de que sus opciones de acabar logrando la clasificación en la vuelta, que jugará en el estadio de A Malata al amparo de su afición, crezcan. 
Al menos, así lo parece indicar el hecho de que marcar a domicilio le haya reportado al conjunto ferrolano cinco victorias y ocho empates, mientras que solamente en uno de esos 14 partidos –el que lo enfrentó al Compostela– el resultado fue de derrota. Mientras, en los cuatro encuentros en los que se quedó con el contador a cero cosechó tres derrotas y tan solo un empate. De esta manera, su facilidad para conseguir goles ha ido generalmente aparejada a lograr buenos resultados. 

TRANQUILIDAD
Los máximos realizadores del cuadro verde recuerdan, sin embargo que, más que marcar, el no perder puede ser más importante. Así lo destaca Manu Barreiro, máximo anotador racinguista de la liga regular, con 21 goles, que expone el pensamiento de que “tenemos que afrontar el partido sin miedo, disfrutarlo y, si se puede ganar, ganar, porque hemos demostrado que no somos inferiores a ningún adversario”. De un modo similar opina Jorge Rodríguez, autor de una docena de tantos en el campeonato regular, que considera que “no hay que obsesionarse con marcar un gol, sino que lo más importante es que hagamos nuestro fútbol y, a partir de ahí, van a llegar las ocasiones y se puede marcar.
Lo que está claro es que, disputando una eliminatoria de fase de ascenso a Segunda, tanto el encuentro que se juegue a domicilio como el que se desarrolle en feudo propio serán igual de importantes. “Hay que hacer dos buenos partidos, porque los rivales son buenos y te van a dar guerra”, explica el delantero cántabro. Por eso, la mentalidad que quiere trasladar al resto de sus compañeros es la de ir al Nou Estadi pensando que es un partido único y que allí hay que conseguir un buen resultado.
De todas maneras, el Racing sabe que en la recámara tendrá el partido de la semana que viene en A Malata, en el que confía en resolver la eliminatoria. “En casa somos muy fuertes y, además, va a haber un buen ambiente”, advierte Manu Barreiro que, sin embargo, espera traerse antes un buen resultado del choque de este domingo, como también asegura Jorge Rodríguez. “La afición nos va a ayudar en A Malata, donde ya hemos demostrado que somos muy fuertes, pero hay que tratar de venir con algo positivo de Tarragona, porque si no sería complicado”, dice. n

La importancia de marcar