Endesa apuesta por la implantación nacional del transporte sin emisiones

Presentación y salida del vehículo eléctrico que recorrerá España Central de As Pontes
|

La central térmica de As Pontes acogió ayer la presentación e inicio de la primera etapa de la II vuelta a España en coche eléctrico. Esta iniciativa, llevada a cabo conjuntamente por la energética Endesa y la firma surcoreana de vehículos Kia, tiene como objetivo dar visibilidad entre la población nacional de las múltiples ventajas de los coches eléctricos, una tecnología incipiente que en pocos años se convertirá en todo un estándar a lo largo del planeta.
Al evento acudió el alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, el director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury, el director de la Unidad de Producción Térmica, Marcelo Rinaldi y la directiva de Kia Motors Spain, Pamela Ávila, que dieron el pistoletazo de salida a un viaje de más de 1.000 kilómetros y diez etapas a través de 16 provincias españolas. Esta aventura, que será conducida por los populares cocineros y jurados del concurso televisivo Master Chef, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera, servirá de base para una serie documental que comenzará a emitirse tan pronto termine el viaje.
“Esta es una iniciativa que agradecemos a Endesa”, señaló González Formoso, “al final es un reconocimiento de As Pontes como el mayor complejo eléctrico del Estado y tenemos un papel protagonista en la historia del sistema eléctrico nacional y también del futuro”. El presidente de la Diputación recalcó, además, la inversión de más de 200 millones de euros para adecuar la central a las normativas europeas de cara a la eliminación de emisiones en 2030, a la vez que valoró que “tecnologías tan vinculadas al futuro como el coche eléctrico” partiesen de la villa por segundo año consecutivo. “Es un símbolo que significa mucho para este pueblo”, añadió.

Tecnología
Hace prácticamente un año la comisaria europea de Industria, Elzbieta Bienkowska, advirtió de que “los motores de combustión desaparecerán mucho más rápido de lo que todos esperamos”, a la vez que animaba al sector de la automoción europeo a no abandonar esta línea de innovación para ser competitivos de cara al mercado global. A pesar de que parece una tecnología del futuro, el transporte eléctrico está avanzando a pasos agigantados, con países como China o Corea incentivando entre la ciudadanía la adquisición de vehículos de estas características.
Siguiendo esta tendencia, España comienza a apostar por esta transición, ofreciendo ventajas considerables a sus ciudadanos en entornos urbanos por cambiar a estos modelos, tales como descuentos, e incluso exenciones, en tarifas de aparcamiento, impuestos de tráfico o acceso a autopistas. Miguel Temboury, director general de Endesa Noroeste, aseguró que la compañía “quiere ser un referente en la movilidad eléctrica”, señalando que uno de sus principales objetivos era la “descarbonización de la economía como lucha contra el cambio climático”. “El transporte no se puede quedar ajeno a los objetivos de reducción de emisiones de CO2 que tenemos como país, por haber firmado el compromiso de reducción de la Cumbre de París en 2015, cuando el transporte por carretera supone el 24% de las emisiones a nivel España”, asegura Temboury, a la vez que recuerda que estos niveles se han incrementado un 13% desde 1990.
Endesa, además, lleva tres años promoviendo el uso de vehículos eléctricos entre sus empleados, con un 6% de los mismos manejando ya coches de estas características o híbridos y con el objetivo de cerrar 2018 alcanzando el 8%. Acuerdos con las diferentes casas para la compra o alquiler de larga duración, plazas de aparcamiento preferentes y puntos de recarga son algunas de las facilidades que la compañía ofrece a sus trabajadores para incentivar el cambio. “Endesa tiene tarifas para personas que tienen vehículo eléctrico”, aseguró Miguel Temboury, “una de ellas permite la recarga gratuita del coche de 01.00 a 07.00 horas, además de una solución integral para instalar puntos de recarga en la vivienda de las personas que tiene un coste muy bajo”.

Puntos de recarga
Miguel Temboury anticipó, además, el anuncio oficial el 16 de noviembre de un plan de instalación de puntos de recarga rápida de acceso público en toda España. Según explicó, una de las principales problemáticas de la tecnología es que solo un 30% de los españoles cuenta con garaje privado, por lo que la posibilidad de recargar es reducida.
De acuerdo con el directivo, cargar la batería resultaría mucho más económico, costando 2,7 euros cada 100 kilómetros frente a los 8,8 de la gasolina.

Endesa apuesta por la implantación nacional del transporte sin emisiones