Exenciones y mejoras fiscales para paliar el cerrojazo de la hostelería

Los clientes aprovecharon ayer la última jornada con las terrazas abiertas en un mes | daniel alexandre
|

El cierre de la hostelería que desde hoy es efectivo en los municipios de Ferrol, Narón, Fene, Neda, Ares y Mugardos, coincidiendo con el cierre perimetral de esta zona, se verá paliada al menos en parte en la ciudad naval con algunas medidas fiscales que ayer anunció el alcalde, Ángel Mato, y que se llevarán a aprobación la próxima semana con la convocatoria de un pleno extraordinario. Las modificaciones en ordenanzas fiscales se sumarán a las ayudas que se convocarán en breve y que supondrán una cuantía similar al PAME, en torno a dos millones de euros.

Las medidas que ayudarán a sectores como el comercio, la hostelería, el ocio nocturno o la cultura se refieren a bonificaciones en tasas e impuestos e incluso exenciones.

Así las cosas, con el objetivo de que no sea preciso llevar a cabo cambios en cada una de las ordenanzas se modificará la ordenanza fiscal general y así pueda ser el pleno el que adopte las medidas que desee con su aprobación. 

Pero los cambios que percibirán los afectados se refieren a cuestiones como el IBI –Impuesto de Bienes Inmuebles– del que se establecerá una reducción del 20% en los negocios de hostelería, comercio, cultura y espectáculos para todo el año 2021.

Además, los hosteleros se beneficiarán de la modificación de la ordenanza reguladora de la tasa de ocupación de mesas y sillas, ya que quedarán eximidos del pago –ya lo estaban entre marzo y septiembre– durante todo el presente año y los meses de 2021 en que esté vigente el estado de alarma.

En cuanto al Impuesto de Actividades Económicas, se aplicarán bonificaciones en función de parámetros como la contratación de trabajadores, la implantación de una nueva empresa o la ampliación de alguna ya existente en el municipio. Habrá, de este modo, cuantías fijas por puesto de empleo creado, con incrementos en función del número y otros beneficios que podrían alcanzar el 95% del tributo.

Serán, como explicó el alcalde, Ángel Mato, medidas que disminuirán los ingresos de la arcas municipales pero  “absolutamente necesarias”, en el intento de “esgotar todas as posibilidades para prestar apoio a quen máis o está necesitando”.

A la espera de que todas estas medidas fiscales y apoyos económicos tanto del Concello como de la Xunta entren en vigor, los hosteleros se despidieron ayer por la noche de sus clientes durante un mes. Fueron numerosas los mensajes en las redes de cada uno de los locales y algunos incluso hicieron ofertas especiales para agradecer el apoyo de la ciudadanía.

Las terrazas se abarrotaron al  mediodía de ayer, una imagen bien distinta a la que hoy podrá verse. Eso sí, una gran mayoría han optado por el servicio a domicilio, en el local para llevar o a través de plataformas como la local Lookeats y otras.

Los concellos que se suman al cierre perimetral que ya estaba en vigor desde el pasado viernes –Ares y Mugardos– han recordado a través de bandos o notificaciones las restricciones que entran en vigor y que, además del cierre de la hostelería, impiden reuniones de no convivientes o salida del área que forman los seis municipios de la comarca.

Exenciones y mejoras fiscales para paliar el cerrojazo de la hostelería