Navantia espera cerrar en breve un nuevo contrato de eólica marina

|

Navantia espera mantenerse activa entre la conclusión de la construcción de los buques de aprovisionamiento logístico AOR y el nuevo encargo de construcción de las fragatas F-110.

El director de los astilleros de Ferrol y Fene, Jorge Filgueira, avanzó ayer, durante la presentación de la fase de consolidación de Unidad Mixta de Investigación entre Navantia y UDC que se está tratando de compensar cualquier parón que pudiese producirse y, en este sentido, anunció que el departamento comercial está “trabajando intensamente” para conseguir otros proyectos, que aunque no tengan la entidad de un programa como la construcción de buques militares, paliaría cualquier carencia de carga de trabajo.


Aunque no quiso profundizar en el nuevo contrato, sí señaló que sería para Navantia Fene y estaría vinculado con el área de la eólica marina. Se trata de un sector, indicó, “en alza y en el que nosotros estamos posicionándonos”. La firma de dicho contrato podría plasmarse ya en un plazo de quince días.


El nuevo contrato podría suponer la construcción de nuevas jackets para otro parque eólico, que se ejecutarían a lo largo de esta primera parte de 2019.

Paralelamente, la consolidación del proyecto de la UMI entre la Universidade y Navantia supondrá también la aplicación de proyectos nuevos “muy ilusionantes”, como los definió el director de la UMI, Carlos Merino, tales como el gemelo digital del producto –una copia digital de lo que sería el barco real, con toda la información existente– o el operario asistido –tecnología que permitirá la igualdad en el desempeño de los trabajos y el incremento de la calidad y productividad, de cara a mejorar las condiciones laborales–.
Algunos de los proyectos desarrollados en la UMI se marcan el reto de poder ser aplicados en la construcción de las nuevas fragatas F-110. Así, Merino destacó la necesidad de aprovechar las tecnologías que vienen de la mano de la industria 4.0 y, en este sentido, se espera poder llegar a utilizarla a partir de 2020, en los nuevos buques.

Nuevo astillero
El director de Navantia incidió en que aunque en la inclusión de nuevas tecnologías en los procesos se siguen pasos que otros países ya han empezado, “los estamos dando incluso más rápido para estar en primera línea y con los proyectos más desarrollados en el menor tiempo posible”.

Aunque, como reconoció el director de Navantia, Jorge Filgueira, la construcción de las fragatas F-110 es un proyecto a muy largo plazo, ya se trabaja en el modo de construcción de las mismas. Así, indicó que “aún estamos tratando con el cliente y todavía estamos en fase de diseño. Paralelamente se trabaja con la UMI y con el área tecnológica para poder incorporar cualquier solución que surja”. De este modo, aunque aseguró que se está pensando en un buque construido de la forma clásica “a medida que vayamos avanzando se podría incorporar cualquier innovación”.


El desarrollo del astillero 4.0 así como el proyecto del dique seco todavía se encuentra, indicó el director de la factoría, en desarrollo e irá “paso a paso en paralelo a los productos que vayamos realizando, como las F-110, y aunque están incluidos en nuestros planes de inversión, aun queda mucho por desarrollar”.

Navantia espera cerrar en breve un nuevo contrato de eólica marina