Los trabajadores de las auxiliares del naval avalan suspender la huelga

Desde primera hora de la mañana, centenares de operarios de las compañías auxiliares formaron colas para votar en el interior de los astilleros de Ferrol y Fene | jorge meis
|

Los trabajadores de las empresas auxiliares que trabajan en los dos astilleros de Navantia en la ría de Ferrol decidieron ayer en una votación consensuada por los cuatro sindicatos (CCOO, CIG, UGT y MAS) suspender temporalmente la huelga indefinida iniciada el pasado 5 de octubre y que estaba convocada en solitario por el sindicato CIG.
Participaron en el referéndum un total de 1.175 trabajadores de los casi 1.800 que estaban convocados; todos aquellos que habían fichado el 3 de octubre, dos días antes de iniciarse el paro, para garantizar el derecho de sufragio de los despedidos en las últimas semanas a raíz del conflicto.
El recuento final arrojó un resultado de 681 votos a favor de paralizar la huelga de manera temporal y abrir un proceso de negociación con los empresarios, por 484 partidarios de mantener el paro indefinido, además de haberse contabilizado 7 votos en blanco y 3 nulos.

Por centros
Como era de esperar, el resultado fue más holgado en el caso de Navantia Ferrol: fueron 478 los operarios que posicionaron a favor de levantar de forma temporal el paro, por 221 que querían mantener la huelga. Mientras, en el astillero de Fene, donde casi la totalidad de los empleados pertenecen a empresas auxiliares –muchas de ellas dejaron de abonar las tablas de 2001– ganó la opción de continuar con la huelga indefinida, con 263 votos, por 203 que se inclinaron a desconvocar estos paros.
La consulta, que se gestó con la colaboración del comité de empresa del astillero, se celebró en el interior de las factorías de Fene y Ferrol a pesar de los inconvenientes mostrados por la dirección de Navantia horas antes de la cita. El proceso estuvo supervisado por los representantes de los cuatro sindicatos e integrantes de los comités de ambos centros.
A última hora de la tarde, el responsable del comité de huelga, Vicente Vidal, de la CIG, comunicó en una multitudinaria asamblea celebrada a las puertas de la factoría de Ferrol que acataban el resultado y que, por lo tanto, trasladaban a la Consellería de Industria y a la dirección de Navantia el cese temporal de la huelga. Así, más de un millar de trabajadores de las auxiliares ya han podido acceder desde las 06.00 horas de esta mañana a sus puestos de trabajo en los dos astilleros de la ría tras 22 jornadas de huelga.

“No es un cheque en blanco”
Sin embargo, Vicente Vidal, también explicó a los operarios de la industria complementaria, especialmente a aquellos que se manifestaron a favor de seguir con la huelga, que “esto no es un cheque en blanco para los empresarios”.
“No nos vamos a sentar a negociar, sino a exigir la recuperación de los salarios perdidos, lo que llevamos años demandando y que nos quitaron de forma unilateral, las tablas de 2001 actualizadas a día de hoy”, incidió Vidal.
El responsable de Industria de la CIG avanzó que será una negociación intensiva (con reuniones casi diarias) y que “a la primera muestra de que no hay avances volverán a convocar a los trabajadores en asamblea para reiniciar la huelga”, advirtió.

Los trabajadores de las auxiliares del naval avalan suspender la huelga